Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

jueves, 11 de julio de 2019

MI problema mental version 5.0

Mi problema mental

Son una serie de sentimientos encontrados que se desencadenan en situaciones de crisis personales que me acompañan desde que tenía 16 años, para mi fue el momento en que llegue a una crisis psicótica (era como un loco, hasta un amigo me dijo loco en la cara), he sido tratado por médicos de la mente (llámense psiquiatras, psicólogos, psicoterapeutas etc), tal vez en otro tiempo podría estar completamente loco o sin estarlo ser considerado loco y vivir abandonado en un manicomio o estar vagando por las calles a lo mejor sintiéndome bien así, pero aislado del mundo, o de pronto; habría que tenido que afrontar por mi mismo la situación y la habría resuelto a mi manera.
A pesar de que es posible que para los psiquiatras que me trataron, sobre todo en mi crisis fuerte tenían algo claro mi problema (para 1984 era un paciente que sufría una crisis psicótica debida a un posible trastorno maníaco-depresivo), pero para mi en ese año 1984 era todo un dilema, luego por internet encontré ya en el año 2007 que lo que sufro encaja en lo que últimamente se ha decidido llamar trastorno bipolar y que este tiene varios tipos encajando en el denominado tipo I.
Durante mucho tiempo conviví con mi problema mental sin darme cuenta, o mas bien sabiendo que padecía de algo pero tratando de no darle importancia, por lo que no me atormentaba demasiado por ello, a menos que estuviera cerca a una crisis, adicionalmente la mayor parte del tiempo parezco una persona normal con o sin tratamiento y solo ante unos pocos he parecido como un loco o una persona que actúa raro porque esta siendo afectada por un trastorno mental.
Claro que lo anterior no me salvo para que mi crisis mayor y otras menores me causaran muchos problemas, perdiera personas que amaba, posibilidades laborales y me convirtiera en una fuente de sufrimiento para mi familia, pero a pesar de eso sigo vivo y además optimista de que puedo estar tranquilo aun padeciendo un problema mental.
En la antigüedad y aun hoy en día muchas personas sufren de problemas de la mente sin saberlo o sintiendo que tienen algo pero sin darle importancia, eso les pasaba o les pasa a los que esta etiquetados como bipolares y muchos vivieron o viven felices o no, sin saber que significaba o significa trastorno bipolar, es mas esta etiqueta es muy reciente, en la antigüedad ni siquiera existía (antes o una persona estaba loca o era normal, de pronto sufría crisis de locura y volvía a la normalidad pero no existía la definición de un tipo de trastorno mental como lo es hoy, ademas como no era tratada con drogas que la modifican esta no presentaba las condiciones de lo que es hoy llamado trastorno bipolar).

bipolar trastorno mania depresion
Últimamente vengo a descubrir basándome en mi experiencia y segun mi criterio personal científicamente no existe un buen tratamiento para mi problema, según las definiciones técnicas de la medicina no cabe dentro de la definición de enfermedad mental y que el hecho de que no este tan enredado, se debe mas a mi suerte ya que he contado con un entorno favorable y personas que me quieren y me han ayudado para no haber terminado tan mal como otros.
Mi problema mental ha estado últimamente bajo control, muchas veces con ayuda de médicos, otras solamente por mi experiencia, sé un poco más de como es, por lo que trato de mantenerme en equilibrio y cuando tengo los primeros síntomas de un desbalance, he sabido y logrado pararlos, aunque sintiendo los efectos de un sube y baja emocional que me hace sentir realmente mal, que para mi fortuna hasta ahora he logrado cortar el avance hacia una crisis mayor, la cual no he vuelto a tener.
Hace poco vine a saber que dentro de mis características de personalidad, poseo una la cual se denomina baja empatía, donde la empatía la defino aquí como la que le permite a las personas entender de forma autónoma las reacciones de las demás personas y predecir en muchas ocasiones las actuaciones de otros, lo que me trae problemas de comunicación, esto hace que mis relaciones con los demás hayan sido problemáticas, aunque, yo no lo había apreciado, según el psiquiatra que estoy visitando el lo define como un rango de personalidad esquizoide que sueña a loco de remate pero bueno esto es lo que opina él, puede que debido a esto (como se llame) ha hecho que sea una persona que tiende a aislarse, porque se me dificulta establecer relaciones personales a profundidad, sobre todo de amistad o sentimentales.

viernes, 31 de mayo de 2019

De nuevo suspendiendo los medicamentos

Después que he visto llegar a una estabilidad de mis emociones, veo la necesidad de poder rendir mejor en mi vida diaria, he tomado de nuevo la decisión de suspender las medicinas, de todos modos la suspensión la hago de forma paulatina, para que mi organismo no se descompense de forma inmediata, para que  pueda alcanzar una normalidad en la forma de comportarme, a la vez sentir que soy yo mismo, sin estar afectado por las sensaciones que  me inducen los medicamentos.

Esto de dejar los medicamentos para una persona, que como yo ha sido catalogada como afectada por un transtorno mental, es una situación complicada, ya que muchos consideran no es buena, es la opinión de casi todos los psiquis, la familia y otras personas que saben que uno tiene problemas mentales, es difícil, pero resulta que para mi concepto y para mi caso es algo que es necesario para poder rendir en el aspecto laboral, con los medicamentos uno está calmado y es lo mas parecido a una persona normal, sin embargo, es muy complicado hacer todas las cosas que puede hacer una persona promedio, como ser altamente productivo laboralmente, los medicamentos que estoy tomando hacen que este demasiado tiempo durmiendo y si no es durmiendo, bastante apagado y somnoliento, siento que no puedo fluir en mi vida diaria, cuando los dejo veo que puedo producir mejor aunque a veces puedo acelerarme, que es lo que tendría que saber manejar sin medicamentos, ademas de poder dormir lo suficiente, para lograrlo tengo que apegarme a llevar una vida muy juiciosa, ordenada, que puede ser aburrida para muchos y tambien en algo para mi, es sin embargo, preferible a tener una existencia afectada por los efectos de las drogas psiquiatricas recetadas.

Para poder sobrellevar mi vida viviendo en sociedad, debo autocontrolar mis emociones y  comportarme de forma normal aun sin tomar drogas, para esto debo apegarme a unas rutinas diarias y estar analizando mis emociones, tomo esta decisión además porque he sentido que estoy estabilizado, no estoy tomando la decisión de dejar los medicamentos cuando estoy en esa etapa de sentirme bien y que soy capaz de cualquier cosa, en este momento no me siento tan  feliz, estoy mas bien algo bajo de emociones pero muy aterrizado y llevo algo de tiempo asi, en mi situación no cuento con nadie que avale esta situación; en otras oportunidades he dejado los medicamentos psiquiatricos, logrando hacer las cosas como las pueden hacer las personas normales, el inconveniente viene después cuando de nuevo llego a una etapa de desbalances y que puedo perder el control de mis actuaciones, para esto pueden pasar varios días, meses y hasta años, últimamente como en las veces anteriores, cuando veo señales de alarma principalmente que dejo de dormir un minimo numero de horas y siento que me acelero mas de la cuenta, ahi de nuevo vuelvo a tomar medicinas que me frenan y me ponen lento pero que tomo antes de que la situación me cause problemas fuertes, he logrado evitar problemas graves y poder vivir mejor las etapas que logro ser yo mismo sin tomar medicinas, y cuando decido de nuevo tomarlas lo único que me pasa es que de nuevo me vuelvo lento y rebajo mi capacidad productiva al mínimo, pero prefiero esto a desbocar mis emociones y tener problemas con mi entorno, esta situación la he manejado asi en los últimos años, en los cuales pienso he podido vivir de buena forma aunque no me haya sentido todo el tiempo bien.

Digo porque si es de sentirme bien todo el tiempo, esto lo puedo lograr mejor con las drogas psiquiatricas las que me hacen estar muy calmado todo el tiempo y hace que no me preocupe mayor cosa de lo que me esta pasando alrededor, la vida pasa entonces de forma mas fácil y se puede tener una sensación de felicidad, pero cuando reflexiono veo que esto no es una existencia plena, el dejar los medicamentos y poder vivir acoplado dentro de mi entorno social implica un gran esfuerzo, sin esa sensación de felicidad.

El poder producir y vivir sin tomar medicinas psiquiatricas durante largos períodos es algo que he logrado varias veces, donde mi vida no ha sido facil, pienso que tampoco lo es para una persona promedio, reflexionando veo que en esos momentos he vivido de forma plena, donde el diario vivir es complicado pero siento que ha valido la pena este esfuerzo.







sábado, 25 de mayo de 2019

Edgar Allan Poe y sus problemas mentales



"Los hombres me han llamado loco; pero todavía no se ha resuelto la cuestión de si la locura es o no la forma más elevada de la inteligencia, si mucho de lo glorioso, si todo lo profundo, no surgen de una enfermedad del pensamiento, de estados de ánimo exaltados a expensas del intelecto general.
Aquellos que sueñan de día conocen muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche
"

Eleonora. [fragmento]
Cuento de Edgar Allan Poe
Traducción: Julio Cortázar.

 Edgar Allan Poe es considerado uno de los mejores escritores del siglo XIX y entre otras cosas se le otorga el título de fundador del genero literario de terror, como también fue uno de los primeros escritores del género de ciencia ficción, muchas de sus historias son similares a las de Julio Verne.

Hoy muchas personas se dicen seguidores de sus ideas, de su forma de ser y existen hasta sectas (los góticos), donde se dice que él es el gran maestro.

Sus escritos son muy poéticos y figurativos, es considerado un poeta, aunque de pronto los escritos mas famosos son los de prosa.

La vida de una persona como Poe, se vió afectada por una personalidad inestable, sobre todo en los últimos días de su vida.

Poe en muchas oportunidades fue tildado de loco, de degenerado, de vicioso, de des-adaptado, pero la realidad fue otra; su vida estuvo marcada por desbalances mentales, que lo hacían muchas veces actuar de modo poco común y que lo llevaron a sus excesos y de pronto a sus adicciones, pero también fueron la fuente de inspiración de sus escritos.

Su vida fue intrincada, huérfano de ambos padres; todos sus amores bastante complicados, se le acusa muchas veces (según Cortázar y algunos investigadores de forma infame e injusta) de haber sido un degenerando, un pervertido, un loco, un alcohólico empedernido; pero según las últimas investigaciones serias, su personalidad se pudo deber mas a problemas mentales que por ser una persona malvada, los terroríficos eran los personajes de sus historias, no Poe.

Muchas veces se quiso mostrarlo como un loco o un vicioso, esto se hacía con el fin de poder vender mejor sus escritos después de muerto y en vida para denigrar de él por sus coterráneos, debido a la envidia que les despertaba, por ser tan buen escritor.

Los personajes de sus historias muchas veces son siniestros, con facetas oscuras, tenebrosas, llenos de maldad; en sus escritos hay descripciones macabras de acciones muchas veces crueles, donde en cortos relatos se muestra una psicología depravada, personajes capaces de las acciones más horribles, por estas historias se considera el padre del genero de terror, sin embargo, son solo historias de ficción y esto no quiere decir que su autor fuera como los personajes de sus cuentos.

Alguna vez según palabras de Poe "Como ofensa, mis enemigos atribuyeron mi locura al alcohol en vez del abuso de alcohol a mi locura"

La adicción al alcohol o a las drogas es algo más común en personas con desequilibrios mentales, que en los que no lo son, por lo que en la antigüedad quienes padecieron ciertos trastornos mentales casi siempre eran alcohólicos, dado que era la droga mas común y fueron muy criticados por esto.

En el caso de Poe al parecer el alcoholismo fue el desencadenante de su muerte, mas bien temprana, murió a los 40 años, pero su muerte también estuvo bastante influenciada por sus desequilibrios mentales, según se intuye leyendo sobre su vida, antes de su muerte estaba en un periodo largo de depresión profunda del cual no pudo salir.

La vida de este poeta fue relativamente corta, considerando que era de una familia mas bien acomodada, podría haber llegado a una vejez tranquila,  sus problemas mentales (no se puede considerar que fuera loco, aunque muchos lo catalogan como tal) lo afectaron seriamente, lo marcaron fuertemente, pero también lo inspiraron.

Su legado y virtud fue saber narrar de una forma casi real, parte de los sentimientos causados por sus afecciones, mediante relatos de ficción escritos de una forma poética.

Instrumental, de James Rhodes, autobiografía de alguien que ha sufrido problemas mentales y problemas de adaptación a la sociedad

Instrumental, de James Rhodes (Libro)





Voy a repostear un artículo sobre el libro, lo leí hace poco, es la autobiografía de alguien que ha sufrido problemas mentales y problemas de adaptación a la sociedad-

Lo que se describe en este libro es muy parecido en algo a lo que yo he sentido muchas veces, me identifico con el autor en mucho de lo que describe en cuanto a sus problemas mentales y de adaptación a la sociendad, el autor y a la vez personaje del libro fue víctima de abusos cuando niño y sufrió problemas mentales, mucho más fuertes que los míos, que lo llevó a estar internado en instituciones para personas con problemas mentales en tres oportunidades, tuvo varios intentos de suicidio, estuvo en el mundo del alcohol, de las drogas y se autolesionaba, pero después de todo logro salir adelante organizar su vida y llegar a ser una persona con cierta fama.

En mi caso, cuando era niño fisicamente no fuí víctima de abusos sexuales, aunque si fui acosado y afortunadamente ahora vengo a saber no se como, logré evitar que me hicieran daño fisico, solo estuve internado en una oportunidad en una institución para personas con problemas mentales (manicomio) y no toque el mundo de las drogas, aunque si estuve un tiempo tomando bastante alcohol y todavía lo consumo, con poca frecuencia y en poca cantidad, por lo que se puede considerar que tengo un cierto grado de alcoholismo, lo otro es que no soy ni minimamente famoso.

Esta es una historia de extremos y el caso mío no es de tantos extremos, pero concuerda y me identifico en lo que se refiere a como narra como funciona el cerebro de una persona con  problemas de adaptación a esta cruel sociedad.


La siguiente es una entrada de la pagina titulada La piedra de Sisifo la puede encontrar en  https://lapiedradesisifo.com/2017/09/29/instrumental-de-james-rhodes/, la  copié y pegue de internet.

 "Es difícil creer que algunos libros no sean producto de un milagro.  El libro Instrumental de James Rhodes lo es, Rhodes se ha convertido en uno de los pianistas más célebres del momento, estaba tan empeñado en autodestruirse que el hecho de que haya llegado a los cuarenta años ya es en sí un milagro. Como también lo es la publicación de este libro, este descenso a los infiernos más profundos, después de que la ex mujer de Rhodes interpusiera una demanda para detener su lanzamiento, argumentando que el relato que en él se narra podría angustiar al hijo del pianista, que padece TDAH y dispraxia, además de asperger. 










 Finalmente la corte suprema dictaminó que el derecho de Rhodes a contar su historia era primordial, amparándose en su libertad de expresión. El argumento de Rhodes difícilmente podía rebatirse: es como pedirle a la víctima de una violación que se calle, que no divulgue el crimen. ¡Y voilà! el libro Instrumental está en las librerías.

   Rhodes nació en el seno de una familia acomodada, pero su vida dio un vuelco de ciento ochenta grados cuando, entre los cinco y los diez años, fue violado en infinidad de ocasiones por un profesor de educación física.  Rhodes evita eufemismos como «abuso infantil», que no dan cuenta de la monstruosidad de las heridas físicas y mentales. que deja una experiencia como esta. A partir de ahí se torció todo. Hablar de trauma es quedarse corto. Rodhes desarrolló tics, TOC, depresión, drogadicción, alcoholismo, tendencias suicidas, y muchas más cicatrices, tanto por dentro como por fuera. Nada conseguía sacarlo a flote. Y motivos no le faltaban para seguir viviendo: el nacimiento de su hijo, una carrera exitosa como pianista, buenos amigos, gente dispuesta a invertir tiempo y dinero en él. No importa lo bien que le fueran las cosas. En el último momento Rhodes siempre encontraba la forma de joderlo todo. Cada uno de los capítulos del libro relata un momento crucial en la vida del pianista, ya sea de caída o de recuperación. En algún lugar de su cabeza, hay una retorcida idea que le dice que él es el culpable de sus violaciones; se tortura por ser víctima y por sentirse como víctima. Es como si esas violaciones se hubieran convertido en el inicio y en el centro de su vida.

   Solo la música ‒y tal vez el amor hacia su hijo‒ consiguió arrancarlo de ese abismo. Porque Instrumental no son solo las memorias de una existencia torturada. Recuperando el subtítulo del libro, además de locura hay también música y medicina. Instrumental es la confesión de cómo la música le salvó la vida a un pobre diablo. Cómo lo convirtió en alguien admirado ‒en esta sociedad tan superficial que suele tender a emparejar éxito y felicidad‒. Instrumental es un intento de hacer más atractiva la música clásica. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que decir: «la música clásica me salvó la vida»?


   Pero Instrumental es mucho más que una declaración de intenciones, es un mapa de ruta de lo que Rhodes hizo con la música clásica. No solo dijo que había que hacerlo sino que consiguió hacerlo. Despojó a la música clásica de su halo aburrido y polvoriento, atrajo a un nuevo tipo de público más joven y fresco, hizo más humanos a los compositores y a los intérpretes, consiguió que un canon inaccesible y elitista, de poca relevancia fuera del mundo académico o especializado, se hiciera popular. Es como si después de que la música clásica le salvara la vida, se sintiera en deuda y quisiera salvarle la vida a la música clásica. Instrumental también es un ensayo de divulgación musical. Cada capítulo o «tema» se abre con la sugerencia de un pieza musical ‒a la que es posible acceder a través de una página web gratuitamente‒ y con una pincelada del contexto histórico, social y biográfico de su compositor. Cada uno de los compositores elegidos, al igual que Rhodes, arrastra su propia herida. En una visión tremendamente romántica de la creatividad, Rhodes trata de describir cómo cada uno de ellos, al igual que él mismo, utilizó la música como sanación, como terapia.

   Y que no solo la música ‒y, por extensión, el arte‒ salva a los hombres, es también un mensaje que encontramos en Instrumental. También hay buenas personas dispuestas a ayudar a otras personas. Desde la Blanche Dubois de Un tranvía llamado deseo, nadie ha dependido tanto de la amabilidad de los extraños como James Rhodes. La carrera musical de Rhodes se recondució cuando Franco Panozzo, un agente musical internacional, le escucha tocar el piano y lo pone en contacto con el célebre profesor de piano Edoardo Strabbioli, con quien Rhodes tomará algunas lecciones en Verona y le hará centrarse en la
música. Cuando empieza a canalizar su estrés haciéndose cortes en los brazos con cuchillas de afeitar un amigo millonario llamado Bob le paga una estancia en una clínica en Arizona, mientras que Sir David Tang apoya a Rhodes en su sueño de convertirse en pianista de conciertos. ¿Y qué decir de Denis Blais, que no solo financió su primer álbum sino que se convirtió en su representante y que, en buena medida, gran parte del éxito de Rhodes se debe a él?

   Una poderosa historia de supervivencia, lucha, triunfo y esperanza. La historia de un niño que busca refugio en la música, de un hombre que abandona sus sueños por la trampa de un éxito financiero vacío y que retoma su camino, abrazando la existencia que quiere. Un ensayo sobre la industria de la música, una crítica a la psiquiatría, una advertencia a la sociedad para que protejan a sus niños. Para alguien que haya tenido contactos esporádicos con la música clásica es puede suponer un despertar. Todo eso y mucho más es Instrumental, y todo con una prosa agitada, al ritmo de la música, a ratos encolerizada y a ratos brillante, no siempre dentro de los límites de la corrección, pero desde luego llena de emoción. La experiencia que Rhodes vivió fue extrema y qué mejor manera de transmitirla que a través de una escritura igualmente extrema.Pocas veces la faja de un libro, que lo proclama como «libro del año» de una manera que puede parecer un tanto egocéntrica, esconde tanta verdad. Y qué poca justicia pueden hacerle mis palabras a esa verdad, comparada con la lectura del libro."

jueves, 21 de marzo de 2019

Una nueva entrada de diario, llegando a una estabilidad inducida

De nuevo voy a tratar sobre lo que estoy viviendo en estos momentos, en términos generales me siento un poco mas estable que en días pasados.

Hace poco tiempo sentía y también decía que estaba bien y estable, sin embargo, viéndolo desde mi punto de vista actual, considero que estaba en una situación de vaivenes, que aunque no se convirtieron en una crisis, si estuve actuando no tan bien y reflexionando ahora veo que no estaba bien.

En estos momentos me siento como plano, falto de emociones, no siento esta felicidad donde estoy irracionalmente bien a pesar de todo, ni esa tristeza infinita que me embarga a pesar  de estar vivo y de tener razones para continuar viviendo de buena manera.

Estoy de nuevo en una condición de eutimia donde no se siente uno tan feliz, pero si se está consciente de que se ha tenido problemas y que es mejor estar en esta situación que en los vaivenes, se puede decir que estoy en esa estabilidad forzada por las medicinas, no me siento en un estado natural, porque mi sentir está influenciado por los efectos de las drogas psiquiátricas, estoy llegando a unos sentimientos planos, donde no siento con locura (una bloguera define: Somos de los que no podemos sentir si no es con locura), pero para poder vivir con otros toca no sentir tanto, además para poder estar en sociedad toca comportarse de forma masiva.

Aunque puede que para la mayoría de las personas sentir sin llegar a extremos es lo que se siente a diario, para mí no lo es, entonces gracias a que estoy medicado, que me siento plano y algo apagado; ante los demás mis actuaciones parecen normales, para mí convivencia esto es positivo, uno vive en sociedad y en mi caso aunque no tengo muchas interrelaciones debo ser y parecer alguien normal en cuanto a cómo debo expresar mis emociones, es de pronto una obligación si se quiere interactuar con otras personas, no es que me agrade sentir los efectos que en mi producen los medicamentos, pero termino prefiriendolos a que termine siendo aislado por los demás.


He tratado de dar un cambio a mi vida, hice un intento de irme a trabajar a otra ciudad pero no lo conseguí, por lo que me toca volver a donde he estado en los últimos años, a un pequeño pueblo de provincia donde la vida es apacible, pero donde con el tiempo uno se estanca desde diversos puntos de vista, porque aquí no hay posibilidades de trabajar en algo grande como se dice de forma coloquial.


 



Estoy en una etapa de vida donde sé que todavía puedo ser productivo laboralmente, puedo aportar así no sea mucho a esta sociedad a la vez que obtengo mis recursos para mi presente, pero también para mi futuro que es mi futura vejez, dentro de lo que sé que puedo hacer, voy a volver a organizarme en mi pueblo y desde aquí trabajar en algo que me agrade así no sea muy grande, debo ser útil y sentirme útil, es lo que lo mueve a uno a vivir.

Aunque se puede decir que vivo solo en estos momentos, de nuevo estoy en una relación sentimental, me siento bien en ella, es un encuentro de personas de mediana edad, donde cada cual por su lado tuvo familia al estilo tradicional y en estos momentos quiere de nuevo tener ese gusto de estar enamorado y pensar que la otra persona puede ser la compañía para los próximos años, no se piensa en tener hijos, pues ya se tuvieron y se piensa en un hogar de dos viejos en compañía de animales y visitando o siendo visitado de cuando en vez por personas allegadas.


domingo, 3 de marzo de 2019

A mis 30 años descubrí que soy bipolar


Por Inés Pujana

1 de marzo de 2019  • 10:03


Esta entrada es  reblogueada desde el periódico La Nación de  Argentina https://www.lanacion.com.ar/2223979-a-mis-30-anos-descubri-soy-bipolar .




Agustina siempre vivió la vida intensamente y quienes la conocen, saben que es una persona que no es indiferente a nada de lo que la rodea. Los amores, las amistades, la política o los derechos de los animales: todo la atraviesa y la hace tomar partido. Ríe a carcajadas cuando algo le da gracia, no tiene miedo de decir lo que piensa frente a cualquier circunstancia y por sobre todas las cosas, exuda arte, en su forma de vestirse y en todo lo que hace. Hace poco tiempo, no más de un año, descubrió que esos picos y valles que estaba tan acostumbrada a transitar, no eran simplemente un rasgo de su carácter, significaban algo más: una enfermedad hereditaria que se manifestaba en sus genes, la bipolaridad. Le pedimos que nos relatara su historia para ayudarnos a visibilizar las enfermedades mentales- que tanto estigma tienen- y esto es lo que nos contó.

"La primera vez que oí hablar de bipolaridad fue por mi mamá. Sabía que alrededor de los 30 años la diagnosticaron, que estaba medicada, que lloraba mucho y que no era feliz. No mucho más. Hasta que un día la encontré en la cama inconsciente, y a pesar de todos mis intentos por convencerme de que ella no era capaz de hacer algo así, la realidad me cacheteó y me mostró que no quería vivir más. Una nota y unos cuantos blisters vacíos eran la prueba. A partir de ese día la acompañé a hospitales, grupos, internaciones y diferentes tipos de terapia; convirtiéndome en su madre y ella en la hija a la que yo tenía que cuidar. Mi mamá siempre vio en mí mucho de ella, y no dudaba en decirme que consultara a un médico para ver si yo también tenía su patología. Jamás pensé que algo así pudiera identificarme, pero a mis casi treinta años un médico me dijo: 'Sí, estás dentro del espectro bipolar'".

"No es alguien que quiere algo y un segundo después ya no. Tampoco es tu compañero de trabajo que alterna el enojo matutino con la simpatía vespertina. Es muchísimo más, y justamente por eso es importante dejar de usar el término con tanta liviandad y darle el respeto que se merece. Porque bipolaridad no significa tener un humor cambiante: es una patología delicada que hay que transitar con mucho respeto.

Llevarla a cuestas es vivir diariamente en un subibaja. En un extremo se sienta la depresión y en el otro la manía, y mientras la primera te empuja a estar muy triste, al punto de -a veces- no querer vivir más, la segunda te pone muy eufórico y te llena de una energía incontrolable. Te vuelve insomne y vulnerable en extremo, llegando a sentirte un cuerpo en carne viva, que padece todo mucho más que cualquier otra persona.

Cuando estás feliz, sos como una nena que corre y ríe a gritos porque la desborda la alegría. Te volvés ingeniosa y artística, y lográs hacer cosas con una creatividad única, que brota incansablemente. No por nada la llaman "la enfermedad de los artistas" y es que son tantos. Virginia Woolf, Kurt Cobain, Edgar Alan Poe, Van Gogh, Miguel Ángel y muchos más.

Ser bipolar es también encontrarte gobernada por sentimientos que no te pertenecen, o que no querés que te pertenezcan, pero que te invaden y te transforman en alguien que no sos y que a la vez sos. Es perder el control de las emociones y cometer muchos errores, cargando con la culpa de haber herido sin quererlo, sin darte cuenta. En mis peores picos hasta llegué a creer que algo me poseía, sin poder controlar mis pensamientos, lo que decía o lo que hacía. La bipolaridad también es pérdida, porque perdés muchas personas en el camino: amigos, parejas, y a veces, hasta a vos misma.



"¿Bipolaridad = Genialidad?

Esto opina Blue:
No comparto mucho de lo que se se dice del don bipolar por eso traigo a colación unas palabras de una bloguera:


"Mitos aparte. El "bipolaris vulgaris" no es un genio. Tiene sus dones, sí, quizá, como otros humanos no bipolares. Porque los hay que dicen que no tienen capacidad creativa, y se lamentan por ello. Pues no, tener bipolaridad no es sinónimo de nada."

"


 Por mi corta edad los médicos me recomendaron un tratamiento farmacológico fuerte, con la "esperanza" de que quizás en dos años ya no necesitara seguir con la ingesta de remedios. Me pareció mentira, creí que era demasiado bueno para ser cierto y ni lo dudé, los acepté con los ojos cerrados. Pero a medida que pasaban los días, las semanas y los meses, las reacciones adversas fueron devastadoras: pérdida de memoria, dificultad para expresarme, tics nerviosos, dolor articular, manchas en la piel, pérdida de visión y aumento de peso. Solo duré medio año de tratamiento y lo abandoné, dejando con esas pastillas la ilusión de ¿curarme? en un corto plazo. Descubrí que para no perder la cordura me estaba perdiendo a mí misma y supe que no había camino fácil, que iba a ser duro de todas formas. Así que luego de pensarlo mucho y de hablar con personas cercanas comencé a investigar otras opciones más naturales. Opté por ahondar en hacer cosas que me hicieran feliz y por rodearme de personas que me dieran paz y me sacaran sonrisas. Meditar y hacer terapia ayudan mucho. Tener una vida sana, hacer deporte, comer y dormir bien, también. Pero sobre todo conocerme y aceptarme.

No es un camino sencillo, está lleno de aciertos y desaciertos y hay mucho dolor incluido, porque vivimos todo en carne viva y porque ese beso que se disfruta más, también tiene otra cara, que es que también se sufre en demasía el cachetazo. Es un camino diferente para cada uno, que tiene que ir haciéndose al andar, escuchándose y sabiendo elegir qué resulta mejor para cada persona y tipo de vida. Mi consejo es que nada ayuda tanto como sentirse amado. Por eso es tan importante saber acompañar a quienes lo padecen, entendiendo, no juzgando y estando presente, demostrando afecto y haciendo sentir que uno no los abandona cuando todo parece hacerlo. Del otro lado hay una persona algo turbulenta, pero que en el fondo es como el cielo, que cambia, llueve y después despliega algo tan hermoso como un arcoíris. Mi consejo es que se queden a ver sus arcoíris, porque no cualquier persona es capaz de crearlos después de una tormenta".


jueves, 21 de febrero de 2019

En fuerte depresión

En mi anterior entrada hablaba que estaba sintiendo un aterrizaje suave despues de haber estado algo arriba, creia haber llegado a la normalidad, que en mi caso no es tan normal, pero donde se puede vivir de una forma muy parecida al promedio de las personas, pero resulta que faltaba bajar mas y no como lo crei y lo dije, estuve en un profundo sentimiento de fatalidad, aunque considero que lo que descubrí, es algo que realmente me esta sucediendo, me senti demasiado mal.










 

Entro en lo que se puede llamar en un sentimiento de depresión, inducido principalmente por mi desbalance de emociones, donde analizando mi situación personal encuentro que mi plan de vida para estos dias y los proximos años no se pudo realizar como lo estaba vislumbrando, porque no lo planee, ni ejecute bien, quería hacer unos cambios en mi forma de vida, pero encontré que por varias circunstancias lo que pensé podian ser unas formas diferentes de vivir, no pude concretarlas.




 A veces niego que tenga un problema, o me digo a mi mismo y a otros que puedo controlarlo, ademas el entorno donde me desempeño esta dificil aun para las personas que se denominan normales, que se puede decir para los que no actuamos de forma normal o promedio, somos seres sociales y a pesar de movernos en entornos donde no intercambiamos con muchas personas, esos pocos contactos que hacemos se vuelven infinitos, donde lo que uno hace tiene un efecto en los demas y lo que hacen los demas tiene efectos en lo que uno siente y mis actuaciones erraticas tienen el efecto de bloquear mis aspiraciones respecto a un cambio de actividad.


 Cuando se llega tan abajo en esto de las emociones se quiere acabar con todo, tanto mas de lo acabado que ya se tienen las pocas relaciones que uno hace, ademas que tambien esta mal mi situacion laboral, entonces se queda uno solo, se siente solo, es cuando algunos deciden hacerse daño y se toman acciones en contra del cuerpo, se entra en el alcohol o las drogas o se piensa o se intenta el suicidio, ya se tene un daño al haber llegado tan bajo, como para causarse otro mayor, esa idea la descarto, despues de sentir haber llegado a lo mas hondo y bajo de las emociones, todo a partir de ahi es ganancia, debo retomar mi vida, dedicarme a producir y bien dentro de las limitaciones que tengo, debo dedicarme a lo que puedo hacer y hacerlo de la mejor forma, si para mi ya es un logro no haberme hecho daño fisico; en este bajón fuera del daño sentimental que he hecho y que deja heridas en las pocas personas con quien tengo relaciones sociales, no debo autoinflinjirme mas daños, debo empezar otro ciclo donde siento que mas bajo no puedo llegar y eso espero que pase, pienso que voy a volver a vivir de nuevo de forma normal aunque sea dificil lograrlo.

domingo, 17 de febrero de 2019

Ayer estuve en un bajón terrible

 

 

Una chica bipolar define la depresión

Momentos de tristeza, donde la soledad y la oscuridad van de la mano, mi alma llora y el corazón grita. No importa que tengas familias o una relación amorosa, te sientes solo y por mucho que te hablen e intenten consolarte, el único consuelo es la almohada en la que pones tu cabeza, piensas, lloras y te escondes.




Señorita Insomnio




En mi anterior entrada hablaba que estaba sintiendo un aterrizaje suave despues de haber estado algo arriba, creia haber llegado a la normalidad, que en mi caso no es tan normal, pero donde se puede vivir de una forma muy parecida al promedio de las personas, pero no fue un aterrizaje suave como lo sentí y lo dije, sino que seguí bajando y estuve en un profundo sentimiento de fatalidad, aunque considero que lo que descubrí, es algo que realmente me esta sucediendo, me senti demasiado mal







.


 Entro en lo que se puede llamar en un sentimiento de depresión, inducido principalmente por mi desbalance de emociones, donde analizando mi situación personal encuentro que mi plan de vida para estos dias y los proximos años no se pudo realizar como lo estaba vislumbrando, porque no lo planee, ni ejecute bien, quería hacer unos cambios en mi forma de vida, pero encontré que por varias circunstancias lo que pensé podian ser unas formas diferentes de vivir, no pude concretarlas.

Edgar Alan Poe es mi bipolar famoso preferido


 A veces niego que tenga un problema, o me digo a mi mismo y a otros que puedo controlarlo, ademas el entorno donde me desempeño esta dificil aun para las personas que se denominan normales, que se puede decir para los que no actuamos de forma normal o promedio, somos seres sociales y a pesar de movernos en entornos donde no intercambiamos con muchas personas, esos pocos contactos que hacemos se vuelven infinitos, donde lo que uno hace tiene un efecto en los demas y lo que hacen los demas tiene efectos en lo que uno siente y mis actuaciones erraticas tienen el efecto de bloquear mis aspiraciones respecto a un cambio de actividad.


 Cuando se llega tan abajo en esto de las emociones se quiere acabar con todo, tanto mas de lo acabado que ya se tienen las pocas relaciones que uno hace, ademas que tambien esta mal mi situacion laboral, entonces se queda uno solo, se siente solo, es cuando algunos deciden hacerse daño y se toman acciones en contra del cuerpo, se entra en el alcohol o las drogas o se piensa o se intenta el suicidio, ya se tene un daño al haber llegado tan bajo, como para causarse otro mayor, esa idea la descarto, despues de sentir haber llegado a lo mas hondo y bajo de las emociones, todo a partir de ahi es ganancia, debo retomar mi vida, dedicarme a producir y bien dentro de las limitaciones que tengo, debo dedicarme a lo que puedo hacer y hacerlo de la mejor forma, si para mi ya es un logro no haberme hecho daño fisico; en este bajón fuera del daño sentimental que he hecho y que deja heridas en las pocas personas con quien tengo relaciones sociales, no debo autoinflinjirme mas daños, debo empezar otro ciclo donde siento que mas bajo no puedo llegar y eso espero que pase, pienso que voy a volver a vivir de nuevo de forma normal aunque sea dificil lograrlo.

jueves, 14 de febrero de 2019

Aterrizaje suave

De nuevo organizándome, logrando una estabilidad emocional como antes no había logrado, cumpliendo las metas que me había propuesto hace ya varios meses atrás.

Como mi forma de ser es algo extraña, no logro acomodarme fácilmente en grupos de personas de forma normal o si logro entrar no me siento bien del todo, muchas veces tengo que entrar en algún grupo donde no soy el promedio, voy a contar lo que me está pasando en estos días, estoy haciendo estudios de posgrado universitario, en mi caso estoy haciendo contacto con otros graduados en lo mismo que yo, pero con ciertas diferencias que hacen que mi entrada en este grupo de personas que se ha creado sea especial y me cause ciertas incomodidades, mis colegas son bastante menores que yo, lo que hace que haya una brecha generacional, la forma como ven el mundo es diferente a la mía. Además a pesar que no me considero incapaz de aprender nuevas cosas, si se me dificulta un poco; yo a la edad que mis compañeros tienen en este momente no sufría por comprender los temas, ahora si, además la forma en que se estudia y trabaja en la actualidad es diferente a como lo hacía yo digamos cuando estaba por el lado de los años de ellos, de eso hace unos veinte años, esto es una barrera que tengo, otra es mi personalidad, tengo problemas para expresar debidamente mis sentimientos a veces soy muy brusco en lo que digo no mido las palabras que digo, otra es que no leo adecuadamente las señales no verbales o no capto los mensajes que son claros para la mayoría porque tengo problemas en el manejo que la mayoría hace entre lo que se llama la teoría de la mente, eso apenas lo vengo a captar últimamente y esto mas que sufrir de altibajos emocionales es lo que me ha complicado mi adaptación a vivir en sociedad y sentirme adecuadamente y estable en esta vida.

En la última cita que tuve con un psiquiatra apareció otra caracteristica que según parece puedo tener, es algo que causa mucha impresión pero que hasta donde he leido no lo debería ser, claro que suena terrible, en una de las apreciaciones respecto a mi perfil de persona con problemas mentales dice algo como que tengo rasgos de personalidad esquizoide, hasta donde he podido entender sin haber profundizado mucho en lo que significa, creo yo entender que en terminos coloquiales una persona que tiene problemas para socializar, es algo que apenas vengo a saber pero que parece que no es peor que lo que he sido catalogado anteriormente porque suena mucho peor maniacodepresivo.

Entonces autoanalizándome y atando cabos como se dice: He logrado vislumbrar con certa claridad el porque a veces me siento abrumado por las situaciones y me siento como frustrado porque choco contra el muro de las relaciones personales. que no manejo adecuadamente como el promedio de las personas, entonces muchas veces puede ser que no esté deprimido sino mas bien frustrado, porque no logro adaptarme a los cambios, ya que un cambio implica cambiar de relaciones personales y es algo que se me dificulta demasiado pero que apenas ahora vengo a darme cuenta que las tengo.




viernes, 1 de febrero de 2019

Conservando la estabilidad

Me considero estable desde el punto de vista de esto que se llama el trastorno bipolar, es mas, como he estado en estos últimos años unos 4 o 5 aproximadamente, se puede decir que estoy normal y que no sufro de este trastorno, he tenido en este período crisis personales que he afrontado como lo habría hecho una persona promedio, esto ha significado llorar por pérdidas sufridas, he tenido pasar por momentos difíciles, tambien estar alegre cuendo he podido disfrutar plenamente con personas que amo y me aman, pero considero que no he tenido una crisis de lo que puede ser mi problema mental, apenas hace unos pocos días me vi de nuevo subiendo ya mas de la cuenta y de nuevo tuve que acudir de nuevo a tomar algo para forzar cambios en el funcionamiento de mi mente.

Sufrir de un problema mental (no de una enfermedad mental), como este que me aqueja no es agradable, pero no puedo echarle las culpas de todo lo malo que me pueda pasar, ni maldecir por esto, se debe vivir a pesar de tener problemas, yo tengo este en especial pero todas las personas sufren de algun problema o de varios y asi siguen en este mundo cruel, tengo muchas cosas a mi favor, por eso castigarme por lo que a veces me hace sentir este sube y baja emocional no considero que sea de ayuda.



De nuevo pienso acudir a un especialista, en estos proximos días voy a una cita, uno diferente a los que me han visto, como lo he dicho antes: No estoy de acuerdo en que hay que tomar medicinas por todo el tiempo y por el resto de mi existencia, no descarto que pueda necesitar de algo de forma temporal y coyuntural, para ayudarme a vivir con esta condición, siempre y cuando este por salir de la estabilidad, pero solo para esto, como una ayuda temporal, como un bastón que uso mientras puedo volver a caminar sin su necesidad.

He aprendido a convivir con estos fantasmas que me aquejan, se como espantarlos, si no logro hacerlo pues los ignoro y puedo seguir mi vida con ellos al lado, pero sin que me hagan actuar de modo anormal y poder vivir mi vida plenamente.

He pasado una etapa de transición llamaría yo, he viajado por la vida en estos días sin tener un rumbo fijo, pero alerta a oportunidades que pueda tener, en este momento una ilusión alumbra mi existencia, es una sensación que no sentía desde hace tiempo, de mievo vislumbro unas favorables condiciones de vida futuras, como los marineros antiguos que creían saber que iban para cierto lugar pero no tenían la certeza al respecto, entonces al ver tierra firme tenían ya mas claridad respecto al destino al que esperaban llegar y que habían logrado cumplir con el objetivo del viaje.