Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Sobre el Litio y otros medicamentos de control para el trastorno bipolar

Cuando descubrí que era bipolar aquí en internet, una de las cosas que mas me atormentaba era la mención de los tratamientos que se aplican para tratarlo, electroshocks, fuertes antipsicóticos (los cuales tuve la oportunidad de probar en carne propia), el litio y otros medicamentos.

A pesar que durante mucho tiempo para mi no era claro que sufría de trastorno bipolar, porque durante muchos años, (unos 25) no se me explicó nada al respecto, sufrí de unas tres crisis fuertes todas con tendencia a la manía llegando a tener cuadros psicóticos (o lo que se llama comúnmente locura), la primera me llevo a estar internado el algo parecido a un manicomio y las otras dos estuve bajo manejo psiquiátrico ambulatorio, durante estos períodos estuve medicado con antipsicóticos, para parar las crisis y luego me lo dejaban como medicamento de control.

El protocolo de medicamentos que se me dejo, según mi forma de sentir no me dejaba vivir, ni sentía que mejorará mi condición, sentía que los antipsicóticos solo me funcionaba como solución a los problemas que tenía cuando llegaba a una crisis de manía, luego una vez un poco estable sentía que no los necesitaba, por lo que optaba dejarlos y esperar a tener que tomarlos de nuevo si tenía de nuevo un viraje hacia la manía con cierta consideración, normalmente era un tiempo bastante largo entre crisis, cuando me iba hacia la depresión me aguantaba sin tomar nada, dado que a pesar que no era agradable el sentimiento, no se porque, nunca le tuve confianza a los antidepresivos, es mas, nunca los he tomado, adicionalmente nunca he tenido intenciones serias de suicidarme, aunque si me he sentido aburrido con la vida, adicionalmente ahora que se bien cual es mi tipo de trastorno bipolar que es del I, veo que sin querer hice bien no tomando antidepresivos, pues la mayoría de estos no son recomendables para mi caso o casos parecidos.

Entre las crisis tenía problemas debido a mi enfermedad: Subidas y bajadas, no tan fuertes como para llamarlas así, por lo que no les daba importancia, sin embargo, me causaron grandes inconvenientes, que pensaba eran debidas a mi personalidad, no por estar afectado por una enfermedad mental: El trastorno bipolar.

Descubrir claramente que era lo que realmente tenía, me impacto bastante, identificar plenamente lo que sentía a diario, como una característica de un estado anormal llamado trastorno bipolar y que como solución para estar mejor se planteaba la necesidad de estar medicado de tiempo completo, no fue algo que me agradara, pero que mirando las alternativas existentes y de acuerdo con las experiencias que pude leer por la red, parece que es lo mas preferible.

En mis tratamientos anteriores, en los cuales me había ido mal, me habían dicho los médicos que tenía que medicarme de por vida si quería estar mejor, sin embargo, no lograron convencerme, porque no lograba sentirme a gusto con el funcionamiento de mi cerebro, con la medicación recibida.

Aun después de entender un poco mejor que significa ser bipolar, seguí mi vida negando a medicarme, participaba en foros, leía otros blogs con experiencias personales donde se planteaba que era mejor estar medicado; pero cuando leía como vivían muchos de los pacientes, pensaba internamente si logro controlarme sin medicarme, como la alternativa a lo que cuentan de lo que es vivir medicado, sobre todo cuando se hablaba de los efectos del litio, que es según entiendo el tratamiento de primera linea y el mas usado en muchos países.



Decidí entonces que para mi era preferible vivir mal sin el litio (con los efectos del trastorno bipolar), que vivir mal con el litio (con los efectos secundarios del litio), aunque mejor del trastorno bipolar y esta fue mi posición.  Sin embargo, leyendo por internet encontré que había investigaciones sobre otros medicamentos que han demostrado una efectividad, que aunque no es tan alta como el litio, a cambio tienen menores efectos secundarios y entre estos estaban los anticonvulsivos, pensé entonces que si iba de nuevo a consultar al psiquiatra y con el conocimiento adquirido en internet, pedirle que en mi caso se ensayara con algo que no fuera el litio.

Fui pues a consulta, esta vez no estaba en crisis y mas bien considero que estaba estable, le conté mi caso al psiquiatra, sin decirle que pensaba que tenía trastorno biporla, ni que estaba prevenido en contra del litio, me dijo de una forma un tanto preocupada que sufría de trastorno bipolar y me dijo lo mismo que había leído muchas veces por Internet, (aunque tampoco le dije que ya lo había leído), que era una enfermedad incurable, pero tratable; con buenas perspectivas para muchas personas si se le daba un buen tratamiento al problema.

En este momento el medico me veía normal y así me lo expresó, pero de acuerdo a lo que yo le conté, debía reiniciar un tratamiento con medicinas, me recetó entonces solo dos: Ácido valpróico y levomepromazina (que le dije que era el medicamento que tomaba desde mi primera crisis y que lo hacía solo cuando sufría de insomnio), que empezaría con una dosis muy baja de ácido valpróico, para mirar como reaccionaba mi cuerpo ante él, que es mas, dicha dosis podía ser inocua, es decir, que no afectaba para nada lo que sentía, ni actuaría sobre el trastorno bipolar, que empezara con esta fórmula y volviera en un mes.

A mi siguiente cita me interrogó de lo que había sentido: Le conté que había sufrido algo de cólicos estomacales y una rinorrea por unos días que me habían pasado, después no sentí efectos secundarios asociados al medicamento, me dijo que lo de los cólicos era posible que lo siguiera sintiendo porque al ser un ácido tiende a afectar el estomago, pero que si estos habían pasado es posible que los soportara hacia el futuro, también que este medicamento lo tomara siempre con comidas para que evitara esta situación, también que era posible que sintiera agrieras que debía manejar si eran muy fuertes con un antiácido (aunque después otro psiquiatra me dijo que lo hiciera solo en casos muy extremos, porque si lo hacia de seguido le quitaba el efecto al ácido valpróico) me dijo que iba a reajustar la dosis a una mayor aunque muy baja comparada con lo que normalmente se receta para la mayoría de los pacientes.

Durante mucho tiempo no sentí nada apreciable, después de uno o dos meses empece a sentirme como deprimido o lo que muchas veces se denomina entre los que sufrimos de trastorno bipolar como plano, como sin sentimientos, no es una sensación agradable, en la siguiente cita con el especialista, me dijo que como mi perfil es de ir mas hacia la manía, el ácido valpróico me tiraría hacia el lado depresivo y que eso era lo que sentía, que esto iba a cambiar, adicionalmente que este medicamento tiene su efecto visible a largo plazo, que tenía que seguir por mucho tiempo tomándolo para lograr resultados.

También sufrí de altibajos emocionales pero esta vez sentí que rebajaron en su intensidad y se espaciaron en el tiempo, después de un largo periodo deduzco que he mejorado: No es una sensación apreciable, porque no siento que sea diferente, si no que estoy un poco mas cerca de lo que puede sentir cualquiera, por lo que no es un cambio en lo que se siente, si no mas bien que no se tienen cambios, lo que a veces es difícil de apreciar, pero que si se analiza es posible dilucidar.

Con el ácido valpróico a diferencia de los antipsicóticos, al tomarlos como medicina de control, no se tienen tantos efectos secundarios como pesadez mental y física (lo que en mi medio se denomina estar como sonso o ser como un zombi, eso si sin haber muerto), dificultad para pensar y ademas otros efectos dañinos que no se sienten, pero que han sido comprobados como: El daño neuronal; los efectos secundarios son mas bien por el lado del sistema digestivo, es mas, existe una fórmula que evita estos problemas el valproato que es un derivado del ácido valpróico, pero que en mi país no se consigue como genérico,  tiene un costo de unas cinco veces y no lo cubren los seguros por lo que si me aumenta el problema estomacal lo tomaría.

En mi caso parece que el ácido valpróico funciona, puede que en otros no y así lo dicen los estudios médicos, según las últimas pruebas clínicas después del litio, el ácido valpróico es el medicamento con mayor efectividad para el trastorno bipolar y en muchos casos es el de recetar como primera opción, adicionalmente se ha comprobado que tiene mejor adherencia por parte de los pacientes por tener menos efectos secundarios.

Como otra anotación hablando con un amigo que esta estudiando medicina, me contó que en el curso de psiquiatría que vio en Colombia, el medicamento de primera linea para el trastorno bipolar es el ácido valpróico, por encima del litio.