Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Otra página de mi diario II

De nuevo hablando de mi y de lo que siento en este momento.

Tengo varias razones para no estar triste y pienso que realmente ya no lo estoy, aunque me siento algo mal, entonces es que todavía estoy en el lado depresivo de mi problema mental, eso de los sentimientos reales y los sentimientos encontrados de mi condición es algo muy complicado, antes estuve hipomaníaco mientras estaba triste por una situación dolorosa, entonces se podria decir que me sentía bien cuando en realidad me debería estar sintiendo mal, luego pase a una situación donde pase de la hipomanía a un estado de depresión que sin ser fuerte es incómodo el cual se mezcló con que todavía seguia triste por mis problemas personales, ahora he logrado superar esta situación de tristeza, cuando analizo lo que me pasa se que tengo razones para estar contento desde el punto de vista personal, sin embargo, todavía me siento deprimido lo cual hace que todavía me sienta algo mal.

Pienso que en esta vez logre superar la etapa mas crítica que se puede considerar como dicen algunos la tormenta perfecta, cuando se encuentran los sentimientos reales de tristeza con los sentimientos encontrados de la depresión, una situación ante la cual una persona puede pensar y hacer cosas no tan buenas, sin embargo, como estaba preparado para en algun momento volver a estar en esta situación, solo me tocó sufrirla y la sentí bastante, sin embargo, como sé que entre todo lo que me pasa es algo temporal, solo el tiempo que use para curar las heridas del alma y con la ayuda esta vez de los medicamentos logre controlar los sintomas de la heridas de mi mal funcionamiento mental, es una situación complicada, que he logrado sobrellevar gracias a mi experiencia de haberla sufrido varias veces y haber logrado sobrevivirla antes, por lo que en el futuro pienso que sea un factor que no me vaya a llevar a dejar este mundo.

lunes, 8 de agosto de 2016

Otra página de mi diario

Hoy es lunes, de nuevo iniciando otra semana, los días pasan y mi vida continua entre la cotidianidad y cambios que se van dando.

Es difícil saber si se está estable o muy cerca de la estabilidad, desde el punto de vista de un problema mental como el que nos aqueja a muchos, pero que somos en proporción pocos y aún así sentirse lo que se puede decir mal, ya que en este momento siento mucha tristeza la cual poco a poco voy superando.

Siento que analizo mucho las situaciones y me desconcentro fácilmente, estoy algo como se dice ansioso, por lo que puedo pensar que estoy en una hipomanía, que debo controlar y hacer que disminuya, así me toque estar nuevamente deprimido pues cuando estoy así las cosas que debo hacer no las hago muy bien que digamos.

Para complicar la situación mía, estoy en una situación de duelo y como dice entonces la palabra duele y de pronto mucho, no desde el punto de vista físico, sino mental y mental no por un desbalance mental, si no porque la situación de los hechos que se me presenta, hace que se sienta dolor sentimental o mejor dicho mental, pero es una reacción normal que cualquiera sufre en algunos momentos de su vida, es normal sentir dolor, es normal llorar es normal desesperarse y es normal muchas reacciones que de pronto no parecen muy adecuadas para muchas personas y sobre todo para las que no están sufriendo el dolor o son cercanas a quien lo siente.

A pesar de que me toca estar medicado pues apenas logro llegar a cierta estabilidad y toca sostenerla artificialmente, mi sentimiento interno que muchos denominan como insight me dice que estoy lo que se dice en un estado muy similar a cualquier persona promedio, que no sufre de mi problema mental.

Y una persona promedio ante una situación dolorosa llorará tendrá reacciones negativas de ira, enojo, odio, rencor, negación, etc, cuando como en mi caso se ha vivido algún tiempo en una montaña rusa de emociones encontradas se aprende a distinguir cuando se llora porque algo no funciona bien en nuestro cuerpo a cuando se llora cuando hay una situación que amerita llorar, aunque se siente igual, en el primer caso el sentimiento es anormal mientras que en el otro es normal.


sábado, 6 de agosto de 2016

Tristeza y Depresión



En este momento estoy con dos sensaciones complicadas de manejar, por un lado mis desbalances mentales me tienen de lado depresivo y mi situación personal está siendo afectada por un duelo que estoy sufriendo y tratando de dejar atrás.


 
Como pueden imaginarse uno no se siente para nada bien, esto en tiempo atrás hubiese sido algo que me hubiera hecho estallar en pedazos, sin embargo, pienso qué se debe continuar, sé que es una situación que llegara a un fin, aunque ahora la sienta como si fuera algo infinito. Afrontar el dolor es un sentimiento complicado, pero de tanto tiempo sentirlo en mis desbalances, descubrí qué no se puede escapar buscando el método rápido; en mi caso y para complicar más la situación cuando llegó a este estado depresivo es cuando he superado una crisis y las medicinas que tomó me hacen estar en este estado o tirarme más para abajo, la ventaja es que mis ideas son aterrizadas más concretas y más acordes con lo que debe hacer uno; lo único que puedo hacer es esperar tratar de sentirme lo menos mal posible y seguir la vida, así se sienta uno muy mal.

Mi ánimo está muy bajo, tengo varias cosas por hacer que aunque no son muchas, no me siento capaz o no quiero hacerlas, mi cabeza esta como atiborrada, mi cuerpo no se quiere mover, estoy algo ansioso o como desesperado, es más, me ha costado un gran esfuerzo sentarme a pensar y escribir esta entrada pues normalmente cuando estoy en este estado no quiero pensar, menos escribir.

Como raciono que este sentimiento es debido a mi trastorno bipolar, no culpo a nadie de ello, no le hecho la culpa a esta sociedad, no le hecho la culpa a este mundo difícil y a esta época en la cual me tocó vivir, ni creo que se deba a que un ser superior me castiga por algo que debí haber hecho mal o porque me esta poniendo a prueba, esto se debe a que mi cuerpo funciona así, deficientemente por falta o exceso de algunas sustancias del cerebro que provocan un estado de ánimo muy bajo u otras veces muy alto, también sé que estas deficiencias son por a una característica heredada y desarrollada en mi vida, que no adquirí porque quise o debido a una enfermedad contagiosa.

Aun a pesar de ser consciente de todo lo anterior no logro, ni tengo como sentirme bien, eso si, trato que las personas cercanas a mí no se vean afectadas por mi problema, que también muchas veces no logro hacerlo bien.

A pesar de sentirme tan mal, es en este estado cuando pienso es cuando tengo más claro mi problema, pero aun así no me sirve de ningún consuelo, solo el paso del tiempo hace que me sienta diferente.