Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

domingo, 22 de abril de 2012

En abril, lluvias mil



En este momento me encuentro se puede decir como algo triste, porque donde vivo estamos en la época de lluvias, las cuales por el clima tan extremo hacen que sean mas abundantes que años atrás, resulta que entre unos 13 años hasta hace unos 3 años se vivió una década mas bien seca y el clima era mas bien de poca lluviosidad, pero estamos en un ciclo nuevamente muy húmedo. De pronto muchos años atrás se vivió una situación parecida, porque acordándome de cuando niño, estas lluvias eran también así intensas y muy seguidas.

A pesar que el clima no es tan extremo como en otras latitudes, porque donde vivo los días y noches son de casi igual duración todo el año y no existen estaciones marcadas, los cambios en el clima que en mi caso esta dado por dos situaciones, llueve o brilla el sol me afectan mas que a otros.

El clima que estoy viviendo en estos días es de mucha lluvia, provoca que el sol brille solamente por poco tiempo,  hace que el ánimo de las personas decaiga, las actividades rutinarias se vean afectadas, esto para la mayoría de las personas es una razón valedera para estar bajos de ánimo y así me estoy sintiendo ahora.

De mi problema mental, siento que estoy aliviado por el momento, si me siento bajo de ánimo no es por que funcionen mal mis neurotransmisores, si no porque precisamente están funcionando bien como deberían de acuerdo con el ambiente a que estoy sometido, no siento angustia por estar así y no he vuelto a sufrir de insomnio teniendo en cuenta además que no estoy usando somníferos, lo que me hace pensar que tengo controlada por el momento mi enfermedad, lo único incómodo es que sigo medicado, pero al mínimo, solo con una baja dosis de un anticonvulsivo que funciona como estabilizador de ánimo, pues según se dice y me dicen los médicos que me tratan no debo dejar los medicamentos del todo, aunque me sienta bien como ahora, pero la medicación se me ha vuelto algo mas bien trasparente y muchas veces ni me doy cuenta de que estoy medicado, pues no siento efectos secundarios apreciables, a la vez que no falto con las dosis recetadas.

Estar estable hace que mi problema mental no me afecte en este momento y pase mis días en la rutina diaria normal como cualquier persona que no sufre de trastorno bipolar, estar bien hace que no me preocupe por fallas en mi cabeza, hace que solo piense en las cosas que piensan otros, es posible que no pase por este blog o si pase es por poco tiempo como lo estoy haciendo ahora.

Me siento tranquilo además porque estoy en un estado que a pesar de parecer aburrido: Pues no siento emociones raras en mi cabeza (que pueden ser agradables aparentemente), ni me siento inspirado y no quiero hacer de todo, es lo que se debe sentir y pensando que también podría estar en el extremo opuesto que nadie desearía de sentirme mal de no querer ni poder hacer labores y no poder ver la luz que me libere de tal situación.

Estar estable es poder alegrarse de poder terminar una labor de forma adecuada, disfrutar de la compañía de las personas que quieres y querer estar con ellos, claro que también es llorar ante un fracaso o una pérdida sin llegar a la depresión, es poder sentir ante la realidad de la vida sea esta buena o mala.



1 comentario:

  1. Ha sido un respiro encontrar este blog. Mi esposo (de ocho meses) acaba de ser diagnosticado como bipolar. Todo comenzó hace una semana, la mariguana le precipitó un brote maniaco-psicótico, el golpe que me dio en la quijada y su afirmación de ser Buda no lo ponen en duda.
    Hasta hace una semana todo era felicidad absoluta, ahora lo sé: quizás un poco demasiado intensa.
    Estoy hecha trizas, pedazos de mí sobrevuelan ahora mi cuerpo, soy mis propios buitres... Me pregunto si él volverá a ser él, si yo podré amarlo igual así, si nuestra vida juntos será posible. Leyéndote recobro las esperanzas y afianzo todo ese amor que siento porque él es el amor de mi vida.
    Espero que salga de este cuadro pronto, ya te contaré...
    Tú eres la prueba que buscaba.

    ResponderEliminar