Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

jueves, 9 de agosto de 2012

Afortunadamente estoy y bien en este mundo

Reflexionando sobre lo que ha sido mi vida y lo que ha sido mi situación personal sufriendo esta enfermedad del trastorno bipolar, viendo a mi alrededor personas que analizo pueden sufrir lo mismo que yo, pero que están en malas condiciones, otros que conocí y que me identificaba con ellos, que de pronto dejaron este mundo por sus manos, siento que soy afortunado de estar aquí y en buenas condiciones.

A partir de la entrada en un blog de otra bipolar muy joven he discutido con ella si nuestra enfermedad se desarrolla o no por las condiciones externas a que nos vemos sometidos y que muchas personas que tienen herencia de problemas mentales desarrollan la enfermedad y otras no; o existe otra teoría según la cual los que tienen la genética de la enfermedad mental la desarrollarán y los que no la desarrollan es porque no la heredaron a pesar que uno o aún ambos padres tengan problemas mentales; científicamente no se ha demostrado ni lo uno ni lo otro, pero en ello están trabajando los científicos.

Sin embargo, saber porque se desarrolla la enfermedad considero que no es lo mas importante, lo que si importa es como poder sobrellevar mejor estos trastornos de la mente y como llegar a que los que padecemos podamos tener vidas plenas y que ojalá sin tener síntomas de la enfermedad, sin llegar a crisis graves que nos puedan dañar la vida.

Muchas de las personas que sufren de trastorno bipolar llegan a volverse alcohólicos o drogadictos, algunos de ellos llegan a situaciones extremas, que se puede decir: Se pierden porque dejan de ser útiles a la sociedad y se convierten mas bien en un problema, tenemos la tendencia a volvernos adictos a sustancias psicoactivas.

En mi caso estuve involucrado con el alcohol, desde muy joven, desde los 14 años lo empecé a consumir y realmente hace mas bien unos pocos años me volví casi abstemio, claro que no llegue a un alto grado de alcoholismo, pero si tuve problemas por su consumo, sin embargo, todavía consumo de pronto una cerveza o una copa de vino,  pienso que ni siquiera eso debiera hacer porque muchas veces lo que te emborracha es la primera copa, porque después viene la segunda y luego ....,

Tengo algo de suerte, pienso, superé la tendencia a la dependencia del alcohol, también a pesar que mi problema de trastorno bipolar me perjudicó fuertemente en las primeras etapas de mi juventud, logré terminar estudios y conseguir buenos empleos, a pesar de sufrir crisis constantes estas no fueron tan funestas y he podido hasta el momento llevar la vida de una persona promedio, económicamente he logrado tener estabilidad y tener una familia, últimamente tengo una inestabilidad laboral grande, estoy en lo que se denomina subempleo y a pesar de ser dura la situación logro sobrellevarla.

En mis crisis las cuales casi siempre empiezan llevándome hacia la manía, he tenido muchos problemas en muchos aspectos, sentimental, familiar, laboral, que me han llevado a tener conflictos, las personas que conocen de mi problema y los mas cercanos han aprendido como ayudarme o a menos soportarme, sin embargo, otros personas no, sobre todo en los aspectos laborales casi siempre me han producido daños irreparables, luego cuando llega la depresión me doy cuenta de lo que he causado y afortunadamente no he llegado a extremos, que espero  no llegar nunca, sin embargo, no puedo asegurarlo, aunque se que lucharé para que mi final no sea por mis propias manos.

Pienso en este momento en la historia de Poe, a mis años era ya famoso, ya había escrito la mayoría de sus obras pero también ya había muerto, en mucho a causa del trastorno bipolar, que unido a su alcoholismo lo destrozaron en los últimos años de vida, dos problemas que tuvo él desde muy joven, sin embargo, estos problemas no impidieron que el fuera uno de los mejores escritores de la época cuyos escritos son aun vigentes, su inteligencia era mayor que sus problemas por lo que pudo trascender, cosa que muy pocos bipolares podrán algún día tener.

Porque algunos bipolares terminan en malas condiciones?, Si unido a esta inestabilidad que nos produce esta dolencia mental, tenemos un entorno complicado bien sea por violencia, abandono, problemas familiares, abuso sexual, pobreza, miseria, maltrato infantil u otras situaciones difíciles pienso que la afectación será mayor y hay mas probabilidades de caer a lo mas profundo; para mi concepto el entorno no causa la enfermedad, de pronto un hecho traumático puede mostrar por primera vez la enfermedad o causar crisis, cuando a otra persona que no sufra de trastorno bipolar se le causen muchos de los problemas anteriores, estos de seguro lo harán sentir muy mal, pero no le producen un desajuste mental como a un bipolar.

Analizando como ha sido mi vida con el trastorno bipolar encuentro que la primera crisis apareció mas bien de repente, de pronto empece a sentirme bastante deprimido por un cambio de entorno, había dejado mi casa paterna en un pequeño pueblo, para ir a estudiar a otra ciudad una capital de provincia pero mucho mas grande y con un entorno mas complicado, estaba estudiando mi primer semestre y sentía que estaba bien en los estudios, había llegado a las primeras pruebas y las había superado bien con buenas notas, de pronto de un momento a otro empece a tomar actitudes extrañas, pase de ser una persona cayada a alguien extrovertido, deje de ir a la universidad y me dio por viajar casi siempre caminando largas jornadas, abandoné el estudio, de pronto si volví a la universidad en alguna vez, pero ya no estaba bien de la mente, hablé de pronto con mis compañeros pero decía y hacía cosas raras, no me presentaba a clases, de pronto me fui de la ciudad donde estudiaba, viaje de un lado a otro, caminé mucho, en este momento perdí el recuerdo de lo que pasó exactamente, esto no aparece en mi memoria o se borró de ella, de pronto alguna vez mis padres y mi hermana hablaron conmigo al respecto, me contaron que me encontraron cerca a la ciudad donde ellos vivían porque unos conocidos le habían dicho que yo estaba en este sitio. Después de ese momento me recogieron y me llevaron a casa, se dieron cuenta que estaba muy raro, me preguntaron, eso si lo recuerdo que si había estado drogándome, también pensaron y me dijeron que tal vez me habían dado algo para estar tan raro, recuerdo que fui donde un médico amigo que hacía poco había terminado, pienso que él identifico mi problema como alguna dolencia mental, les dio una remisión a un psiquiatra del cual el tenía buenas referencias, pienso que me receto y me dio algunos hipnóticos, porque después de esto no tengo recuerdos hasta el momento de verme dentro de una clínica de salud mental ya después de varios días de internado.

Sentí que mi forma de ser se vio muy afectada, de un momento a otro mi vida cambió radicalmente, pasé de ser una persona normal a una persona que podía estar al límite de la locura, durante mucho tiempo me sentí así, con un miedo terrible a enloquecerme del todo y perderme de ese mundo, que aunque cruel, me ha gustado compartir, pero siendo siempre consciente de mis acciones,  (hay que tener en cuenta que no existía la red y nunca recibí información de parte de los médicos o de las personas que me atendieron en la clínica mental), es algo que ha cambiado ahora, el hecho de saber que se tiene una dolencia con un nombre, con una descripción aproximada y teniendo la consciencia de lo que se sufre, es mucho mejor a la incertidumbre causada por la falta de conocimiento, porque simplemente se siente que se tiene algo raro y que uno puede enloquecerse de un momento a otro algo que te trauma.

Fuera del trauma de saber que se tenía un problema de la mente, sentí que mis capacidades mentales quedaron disminuidas, ya no captaba tan rapido, ni facil lo que se me enseñaba, tuve problemas de concentración, adicionalmente después de la crisis de manía me vino un rebote y mantenía bastante deprimido, adicionalmente los medicamentos que me dejaron como control tenían unos efectos secundarios demasiado fuertes y que no me permitían sentirme bien.  Senti que mi tratamiento logro superar y corregir la manía extrema a que habia llegado pero no lograron tener una estabilidad emocional posterior, es por tanto que no se si mal o bien decidí dejar la medicación del todo, mas o menos unos 6 meses despues de mi internado en la clínica.

Después tuve una etapa donde mi problema casi no dio síntomas apreciables durante mucho tiempo de pronto si tenía algunos altibajos de hipomanía y depresión pero ninguna fuerte.

Es posible que unos 10 años después de mi primera crisis tuve un momento donde me sentí bastante afectado y acudí de nuevo donde un psiquiatra que me recetó de nuevo y logre de nuevo llegar a la estabilidad que fue mas bien fácil, no llegue a un estado de manía muy fuerte, ni tampoco la depresión, una vez mas cuando me sentí de nuevo en estabilidad deje por completo la medicación y tampoco volví donde el médico, aún en ese momento me era desconocido el nombre y las características de mi problema mental.

Luego tuve un tercer intento de crisis o una crisis leve que me complicó la vida y volví a reiniciar la medicación con buenos resultados, sin embargo, nuevamente la volví a dejar y permanecí así mucho tiempo, fue entonces cuando por Internet del cual apenas vine a tener acceso a él de una forma similar a como lo tengo actualmente hace unos 5 a 6 años, que ante el dilema de mi problema que lo sentía y no lo entendía, decidí buscar el nombre a mi problema mental, adquirir un conocimiento sobre él, ya que en todo el tiempo que llevaba viendo médicos psiquiatras, nunca se me había hecho claridad respecto, poco a poco logré identificar mi enfermedad.  Lo primero que hice fue buscar una descripción de los problemas mentales que se tienen definidos, comparando los síntomas y asimilándolos a los que yo tenía, pude determinar que mi caso se adaptaba a un trastorno bipolar, aunque siempre pensé que podía ser una enfermedad de pronto mas grave como una esquizofrenia u otro trastorno mental el cual de pronto podía ser tan crítico que mi problema podría llevarme un día tarde o temprano a una locura total y perderme para este mundo, cosa que con la información que he logrado obtener, es poco probable que se de, sobre todo en el presente o futuro cercano.

Realmente descansé pues pude saber que a pesar de tener una enfermedad mental esta no es tan grave ni catastrófica, que se puede vivir con ella igual a una persona que no la tenga, luego de esto traté de seguir mi ritmo de vida sin tomar medicamentos, pues siempre que iniciaba un tratamiento me mejoraba pero no lograba soportar los efectos secundarios de los medicamentos y volvía a dejarlos.

Así pase varios años hasta que empece a sentir los desbalances mas de seguido, aún sabiendo bien que era lo que tenía, entendiendo un poco mas lo que me pasaba, ensayando compuestos naturales y autocontrol, pero no lograba sentirme estable ni bien por mucho tiempo, también como he comentado en otras entradas anteriores siempre acudía a un somnífero que me ayuda a dormir, quizá era el único medicamento que había soportado, porque una vez que superaba el insomnio lo dejaba y volvía a dormir normalmente.

Decidí nuevamente acudir a un psiquiatra, para que me tratara, fue cuando empecé la medicación actual, (según he consultado por internet, es la que mejor se ajusta a mi situación con el tb) la cual inicialmente me dio bastante dificultad, pues me produjo efectos secundarios bastante molestos, pero que he superado, que en este momento casi no siento, creo que mi cuerpo se ha acostumbrado a los medicamentos, pero a la vez siento su efecto benéfico pues estoy mas estable por mas tiempo y no he vuelto a subir o bajar mucho en mi estado de ánimo, aunque si tengo de vez en cuando algo de desbalances.

Por fin he logrado una situación que aunque no es de cura total es mas bien tranquilizadora, lástima que para ello pasara mucho tiempo, que hubiera sufrido mucho sin necesidad, pues mi vida aunque no ha sido mala del todo si se vio muy afectada por el trastorno bipolar que sufro.

Si, estoy en este mundo difícil y afortunadamente bien, pudo haber sido mejor, pero se que hacia el futuro voy a tener un problema menos de que preocuparme, pues mi enfermedad puedo decir esta ahora bajo control, aunque tengo que estar siempre alerta con ella.











1 comentario:

  1. Hola Oscar me enteré de tu Blog por "casualidad" por el link de un twitter @queleer, y ha sido un bálsamo para mi herida el día de hoy. Te cuento que soy de Yucatán, México, y mi esposo es el que está pasando por un desajuste emocional, a lo largo de los 15 años que hemos pasado juntos esta crisis es la que mas le ha durado pero apenas en marzo (que casi nos divorciamos) caímos en la cuenta que tenia un desbalance emocional que requería ayuda psiquiatrica, empezó a tratarse con un Psiquiatra, tu camino es parecido al de él en cuanto ha tenido que ajustarse los medicamentos y aunque a el no se le ha diagnosticado con el transtorno bipolar por lo que he leido,pienso que es muy probable que él lo padezca. El tiene Diabetes desde hace 14 años, es insulinodependiente y eso le hace ver que la medicación es importante. Había tenido problemas con el alcohol pero lo había superado hacia 3 años que no bebía ninguna gota, desafortunadamente ha vuelto a beber. Y ha abandonado el trabajo completamente tenemos un negocio propio.
    ...Pero como dices dentro de todo tampoco estamos tan mal, y es cuestión que vayamos siguiendo los pasos para ver de que manera salimos de esta. Me gustaría que pusieras cuando puedas, lo que en tu opinión podemos hacer los familiares para ayudarles. Estaré leyendo tu Blog y por las noches pidiendo por ti para que estés Bien ;) saludotes

    ResponderEliminar