Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Esta navidad

Hoy deseo repostear (repostear: yo reposteo tu reposteas,... es un nuevo verbo nuevo en la jerga de los blogs, no aprobado todavía por la RAE) una entrada de un bloguero que padece algo parecido a lo que yo padezco.

Esta entrada de uno de los blogs que sigo http://mividabipolar.blogspot.com.co/ y de los cuales tengo el link en mi blog habla de la navidad y lo que puede ser cuando uno no comparte plenamente las creencias de la mayoría de las personas, porque soy de la minoría que no comparten muchas de las cosas de la navidad.

Reproduzco a continuación el texto de la entrada http://mividabipolar.blogspot.com.co/2016/12/de-nuevo-navidad-2016.html que también habla de la navidad.

Aquí se habla de lo duro que puede ser para las minorías que no creemos en la navidad.


Resultado de imagen para la navidad


Escrito por Chak Chak, diciembre de 2016

Es casi una tradición para mí escribir una entrada en este Blogger cuando se acerca Navidad. No es extraño. Es la época del año más difícil y deprimente para mi. 
Y no es porque tenga malos recuerdos de navidades traumantes o que mi niñez haya sido muy dolorosa. Tampoco es que haya sido un jolgorio, pero no creo que sea algo para sentirse mal. 
Es sólo que en estos días me da frío, la luz no es muy buena para el estado de ánimo y, sobre todo, hay una inevitable disputa por el tiempo. Todos quieren reunirse, todos quieren que estés con ellos para "pasar las fiestas" y la verdad es que yo lo único que quisiera es pasar mis días de vacaciones lo más tranquilo posible, haciendo las cosas que a mí me gustan y no lo que los demás quieren que haga.
¿Es eso demasiado pedir? Pues sí, así parece. Es tan estresante esto de las reuniones familiares. Con nadie se queda bien, a nadie se le da gusto. Cualquier cosa que uno decida tendrá detractores dispuestos a guardar rencores inútiles por el resto de los días. ¿Que ganamos con estas celebraciones sino deudas económicas y sociales, familiares y personales. 
Hay una especie de fuerza gravitacional que nos empuja a jugar siempre con la culpa y los deseos de los demás. El chantaje se vuelve moneda  corriente y todo el mundo trata de acomodar lo mejor posible sus fichas para su propio  beneficio. Nada raro en esta sociedad tan poco empática. ¿Qué tiene de malo querer estar solo "en estas fechas"? El libre albedrío  parece ser ahora  comunitario y mis decisiones son tomadas de antemano y sin consulta previa.  La empresa me invita a una fiesta  obligatoria y me da vacaciones que yo no pedí. La familia organiza una cena que yo no quiero y el resto del mundo se empeña en venderme un montón de cosas que no quiero ni necesito.
Así las cosas en esta Navidad.

Felices fiestas.





3 comentarios:

  1. Porque la Navidad del consumismo es la única que conoce. Yo cené y puse música brasileña. Le di gracias a Jesús por haber venido a este mundo y haber muerto por mí. Jesús es el verdadero significado de la Navidad, un tiempo para buscar a Dios.

    ResponderEliminar
  2. Porque la Navidad del consumismo es la única que conoce. Yo cené y puse música brasileña. Le di gracias a Jesús por haber venido a este mundo y haber muerto por mí. Jesús es el verdadero significado de la Navidad, un tiempo para buscar a Dios.

    ResponderEliminar
  3. sé feliz
    y no mires con quién
    ni cuándo
    ni cómo
    ni porqué

    ResponderEliminar