Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Una mama pide pastillas de la felicidad

Vuelvo sobre el tema de que en muchos aspectos de la salud y sobre todo de la salud mental, en la antiguedad en varios aspectos se tenía una mejor comprensión y un mejor manejo de los problemas mentales,  algunos de los hombres que nos han precedido nos superaban. Freud mismo, cuando escribió hace ya un siglo su ensayo "Duelo y melancolía", señalaba en las primeras páginas que a ningún médico se le ocurriría tratar a alguien que está sufriendo un duelo, porque eso es un dolor humano y él tendrá que espabilarse para irlo solucionando.

Lo que esta pasando en la epoca actual va en contra de lo que en el parrafo anterior se menciona que dijo Freud, para él era claro y es muy probable que para la mayoría de los médicos de la época, que el duelo como tal no es una enfermedad sino que es una experiencia vital normal, muchos de los médicos actuales actúan en contra de esta premisa y sobre todo la psiquiatría actual con su mal manejo de los problemas mentales, que ha convertido el duelo en una enfermedad, para ilustrar lo siguiente presento la siguiente historia ficticia, la cual es muy probable que se haya presentado de forma similar en la vida real.

Imaginemos a una señora mayor que desde hace varios días se siente muy triste, entre las cosas que le han pasado últimamente se tiene que se le ha muerto su perrito que lo acompañó por muchos años, sin embargo, hace poco estuvo su hija para acompañarla en la celebración de las madres y estuvo bastante alegre, sin embargo una vez ella se fué volvió a estar de nuevo muy triste y siente que sufre mucho por esta situación, con el pasar de los días siente que esta tristeza parece no tener fin, es entonces que buscando sentirse mejor decide ir donde un psiquiatra para que la saque de su estado de tristeza que de acuerdo con lo que le han dicho muchas personas es que tiene una fuerte depresión y que los psiquiatras son expertos en solucionar estas situaciones y que estos le pueden recetar las pastillas de la felicidad, que la sacarán de este problema.



La señora de acuerdo con el psiquiatra al cual vaya puede vivir entre otras las siguientes situaciones:

Si da con un buen psiquiatra este en su entrevista idagára sobre los sintomas que tiene y buscará que es lo que le puede estar provocando esta situación que ella afirma es una depresión, entonces encontrará que de lo que sufre es una tristeza por un estado de duelo por la muerte de su mascota, le dirá que no puede hacer nada por ella, que el perrito se muríó, que nada de lo que haga o deje de hacer lo puede resucitar, que tiene que seguir viviendo con esta situación y superarla, que las pastillas de la felicidad no existen, dado que hay algunos medicamentos que pueden hacer sentir un poco mas alegre a una persona por un corto tiempo pero que para su situación esto no le servirá, que sentir tristeza y llorar pueden ayudar, pero no hay nada mas que se pueda hacer, la señora, no sale contenta con este medico y pensará que mal medico el que me tocó, no me recetó nada.

Si da con un mal psiquiatra este le indagará sobre los síntomas que tiene y sin entrar en mucho detalle le dirá que esta fuertemente enferma, lo mas probable es que no le averigue porque la señora se siente deprimida, ni busque muchas razones para ello, ya que según los manuales técnicos que el se sabe muy bien, el cuadro de depresión que ella presenta encuadra bien como parte de un trastorno bipolar II, dado que según la entrevista la señora nunca ha sufrido de un episodio psicótico, como que tambien según dice ella ha sufrido de cambios de humor repentino que constituyen episodios claros de hipomanía, como el que ella relata que presento hace poco cuando estuvo demasiado contenta por unos días para despues de repente volver a presentar los sintomas de depresión. Entonces le explica de una forma muy clara y comprensible su diagnóstico, le dira que tendrá que estar medicada por el resto de la vida, ya que sufre de una enfermedad incurable, sin embargo la tranquiliza cuando le dice esto que le pasa no es el fin del mundo, porque es algo que le sucede a muchas personas, que su enfermedad es crónica pero es muy manejable si esta adecuadamente medicada y es juiciosa en seguir las indicaciones médicas; entonces la señora saldrá muy tranquila, pensando que buen médico que me tocó y con una formula donde se le prescriben los mas modernos antidepresivos que son llamados por muchos las pastillas de la felicidad, será entoces un cliente mas de la gran empresa farmaceútica que le pagó a este psiquiatra su último viaje a las Bahamas.

9 comentarios:

  1. Eres muy fatalista. Creo que es más factible un falso negativo que un falso positivo n psiquiatría (es mi caso por ejemplo, al principio siempre me dijeron que las cosas irían muchísimo mejor de lo que resultó al final. Así, en mi primer ingreso me tiré x la ventana de la planta (un tercer piso) y sin embargo me dieron el alta sin ¡¡medicación!! salvo por el anticoagulante de traumatología).

    La naturaleza es ciega, pensar que ella es una guía y nos aporta lo mejor, simplemente es un juicio de valor. Yo no renunciaría a los ascensores (aunque engorden) ni a los coches (aunque maten). Si acaso haría deporte y me pondría el cinturón, pero a pesar de sus efectos secundarios no me privaría de su magia práctica. Y sin duda, si un duelo te hace sufrir en exceso tampoco renunciaría a un ansiolítico o el antidepresivo. Iría al trabajo. Seguiría con mi vida. Porque no veo ningún sentido pasar un inaceptable dolor de muelas si lo puedes tratar con ibuprofeno o algún opiacéo, aunque sea muy consciente se que son utensilios químicos (medicamentos) que se venden y no repostería que te haces en casa.

    No tenemos mente, sentimos que tenemos mente. Y si con una pastilla funciona mejor o tienes más autonomía, bienvenida sea esa tecnología.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que una cosa es el dolor físico fuerte por una causa concreta y en este caso como tu dices "no veo ningún sentido pasar un inaceptable dolor de muelas si lo puedes tratar con ibuprofeno o algún opiacéo", donde te doy la razón, en tu caso parece que si ameritaba cuando estabas en crisis de haberte calmado con alguna medicina fuerte, para evitar lo que te pasó, ahi hubo un mal uso de las medicinas al no habertelas dado cuando si se hubiese analizado bien, en tu situación se habría considerado que eran necesarias. Pero en el ejemplo que doy muestro que la persona sufre de un duelo menor y para este no es necesario que tome medicinas psiquiatricas, es como si una persona se entierra una pequeña espina en una mano y se le recetaran unos fuertes oipiaceos para el dolor, es una sobremedicación y esto es lo que critico aquí.

      Eliminar
  2. Pues a mi me parece que lo has relatado al 100%. El psiquiatra hará preguntas que en su mente cuadriculada encajen con los síntomas y ala, otra máquina con la que experimentar

    ResponderEliminar
  3. ¿Realmente tiene sentido sufrir de soledad o lo que sea hasta morirse n vida? Ignoro si somos autómatas sociales, hasta que punto nuestra felicidad está condicionada por los demás, pero si sé que los psicotrópicos pueden darte esa dignidad oportuna que el dolor sin suelo quita. Y la verdad, teniendo en cuenta las servidumbres que a veces conlleva sentirse considerado y no mantenerse independiente, cuesta entender un recelo tan exacerbado por la química.

    ResponderEliminar
  4. Puede que en esta entrada suene como anti medicinas, no estoy en contra de las medicinas , sino del mal uso que se le viene dando en nuestra sociedad moderna, pienso que hay medicinas que curan enfermedades, son muy importantes y muy buenas, pero parece que el nuevo objetivo de las grandes multinacionales de las medicinas no es curar enfermedades, sino mas bien cronificarlas o crear enfermedades crónicas en personas que de otra manera serían personas sanas, contra eso es que escribo.
    En mi caso puedo decir que en la época que sufrí de una crisis mental que llegué a estar en un estado delirante, las medicinas hicieron su trabajo y pienso que me ayudaron a volver a estar cuerdo, sin embargo, después de cumplir su objetivo no eran necesarias, así me pasó y fue mejor para mi, pude hacer mi vida sin sentirme mal por los efectos secundarios de estos medicamentos y sufriendo esporádicamente crisis menores las cuales nuevamente se trataron con medicinas.
    Si analizas en el ejemplo del post en el caso del psiquiatra bueno, este le dice a la señora que existen "algunos medicamentos que pueden hacer sentir un poco mas alegre a una persona por un corto tiempo pero que para su situación esto no le servirá", aquí el medico no descarta que hay medicamentos que se pueden usar en casos parecidos a los que la señora tiene pero que el considera que es mejor que supere la situación sin ellos; mi opinión es que esto es lo que debiera pasar siempre, un buen medico no es el que manda muchas medicinas si no el que las receta cuando el caso lo amerita, es como en el caso de un paciente que va a consulta por una gripa común, un buen médico no le recetaría nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sufrimiento por la pérdida de un ser querido no me la quiero ni imaginar. Un implante de pelo o una cirugía de aumento mamario es bastante más banal y la gente la disfruta. No se ven como sobremedicados.

      Si alguien va a una consulta médica porque alguien próximo ha fallecido, será porque demanda ayuda y no solo consuelo. El alcohol es un mal antidepresivo (tiene muchos efectos secundarios) y la gente lo utiliza por ejemplo. Hay que haber usado ansiolíticos o antidepresivos para darse cuenta de lo expeditivos y limpios que pueden llegar a ser para empoderarte. No son una cosmética pero bastante más sanos que beber para olvidar...

      Creo q es querer pasarlo mal por una austeridad ideológica mal entendida. Te lo digo muy en serio, los psicofármacos (por ejemplo una dosis ponderada de antipsicótico) no solo me protegen de las consecuencias sociales devastadoras de una crisis y del inevitable deterioro cognitivo, a mi me llenan: soy mucho menos aquel hueco por dentro.

      Eliminar
    2. Concuerdo con mucho de lo que dices, tu misma me das la razón cuándo hablas de procedimientos innecesarios que generan más perjuicios que beneficios, no son medicina,causan problemas,sin embargo muchas personas los usan.
      Existen muchos medicamentos algunos son casi milagrosos,pero actualmente, en muchas veces se me da un mal uso,lo que dices cuando comparas el alcohol vs antipsicotico puede ser cierto. Pero no debe usarse ninguno de los dos en problemas menores.

      Eliminar
  5. Hola, soy vero, del norte de mexico, mi correo es veroinred@hotmail.com, me podras escribir un correo para unas preguntas que tengo sobre unos farmacos?

    ResponderEliminar
  6. La triste y cotidiana verdad, todo en la mayoría de los casos depende del profesional que te toque, de su estado de ánimo y hasta de su capacidad de escuchar, capacidad de condolerse y sobre todo de contar con el tiempo que le permita indagar y profundizar más en lo que el que tiene al frente "sufra".
    PM

    ResponderEliminar