Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

domingo, 3 de julio de 2011

He llegado a la estabilidad

He llegado a cierta estabilidad emocional, espero que este sentimiento dure por largo tiempo, me gustaría que fuera para siempre, pero se que esto no va a pasar.

Desde hace un mes o dos aproximadamente no he vuelto a tener esos altibajos tan molestos, ni he estado en ninguno de los extremos de mi trastorno bipolar, por lo que respecta a mi problema mental este se ha convertido en parte de mis recuerdos, me siento aliviado por el momento, no significa que este curado, de eso soy muy consciente.

En este momento puedo decir que no tengo diferencias entre como me comporto ante las situaciones diarias a como lo haría una persona normal.

Es algo que me alegra bastante y me hace sentir bien, además que mis conflictos con otras personas se dan por otras situaciones de la vida, pero que no están aumentadas o causadas directamente por mi enfermedad.

Como cualquier persona, sigo teniendo mis problemas diarios,  ¿que no haríamos sin ellos? Las personas necesitamos estar ocupadas y tener inconvenientes, es parte de nuestra vida diaria, lo que pasa es que cuando estamos bajo la influencia de nuestra enfermedad mental, la forma en que nos afectan y como salimos de ellos es muy diferente a la mayoría de las personas.

Claro que últimamente no he tenido situaciones complicadas que me generen mucho dolor o tristeza, por lo que no he sido sometido a pruebas fuertes, pienso que esto me ha ayudado.

Claro que sentirme aliviado no significa estar 100% feliz, pues es una situación utópica, si no que los sentimientos que siento en determinado momento son reales, tienen una clara explicación y aún sintiéndome que tengo controlado mi trastorno mental, las situaciones duras de la vida me causan sentimientos de frustración, de enojo, de tristeza pues no soy ciego, sordo o insensible a lo que pasa.

Tampoco el estar en eutimia significa que me haya vuelto conforme, las cosas a mi alrededor tanto cercano como mas lejano no son para estar bailando de felicidad, este mundo manejado por cada vez menos personas, que son cada vez mas perversas, que pueden disponer de las vidas de otras personas a su antojo  y que tienen mas poder, no da para que me sienta feliz y conforme ante estas situaciones.

Si logro sentirme bien cuando comparto con las personas que me agradan, que me quieren y que me acompañan en el quehacer diario, como con mi familia mas cercana y aunque también tengo problemas con ellos logro afrontarlos mejor sin descontrolarme.

Como llegué a esta situación, es mezcla de muchos factores, uno creo yo, es el tiempo, a lo largo de mi vida he tenido durante largos ratos este alivio, es para mi una situación cíclica, los medicamentos me han ayudado, aunque no estoy muy seguro del todo, pues antes sin muchos de ellos o tomando unos cócteles impresionantes he llegado de nuevo a este estado, sin embargo, pienso seguir con mi medicación esta vez, pues dicen que lo que estoy tomando últimamente son unos estabilizadores de ánimo que sirven para prevenir nuevos brotes de la enfermedad.

Según he leído este patrón de comportamiento es similar para muchas personas, pero para otros no, pues cada uno es un universo diferente, esta situación ha sido la que he vivido por lo que solo considero que es aplicable a mi caso.

Cuando he estado en los momentos mas complicados de mi enfermedad la vida se me hace caótica, no encuentro salidas a mis problemas y aunque tengo esos grandes momentos de felicidad en general no me siento bien, pienso entonces que nunca volveré a estar bien, sin embargo, como lo digo hoy me siento que estoy normal, claro que en este momento siento terror al pensar que puedo y que lo mas probable es que vuelva a una próxima crisis.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario