Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

sábado, 13 de agosto de 2011

Las Cucarachas

De nuevo vuelvo a estar estable o eso pienso.

Voy a hablarles sobre un insecto que muchos despreciamos pero que se relaciona mucho con nuestros sentimientos.

Las Cucarachas

 Que son las cucarachas? Bueno muchas cosas se nos vienen a la mente cuando oímos estas dos palabras, ¿Podría ser una grosería?1 Si, pero no, puede ser ese bicho asqueroso al cual muchas mujeres al verlo lanzan gritos desesperados y para otras personas causa un fastidio profundo, por lo cual se despierta después un instinto asesino hacia esta criatura de Dios e inmediatamente se trata de eliminarla, siendo víctima de zapatazos o de otras armas de destrucción masiva de insectos. Pero usted se ha preguntado o ha pensado cual es la causa de tanto repudio u odio hacia ellas, ¿Será su feo aspecto? Creo que no, pues por macabra y terrorífica que parezca nunca podrá  hacernos daño pues no pica, ni es venenosa y es mucho más pequeña que cualquier humano, por el contrario es mucho más débil y en todos los enfrentamientos entre hombre y cucaracha siempre es la cucaracha quien lleva las de perder, si no es lo anterior, entonces,  ¿Por que odiamos tanto a las cucarachas?

Según mis investigaciones sobre la mente humana les tengo la respuesta: Pienso que estas nos muestran que existe un descuido nuestro porque la cucarachas aparecen cuando se ha dejado un plato sucio o sobrados de comidas regados por ahí, también por un olvido de algo porque aparecen cuando removemos papeles, libros o cartones. Se podría concluir que odiamos a las cucarachas porque siempre viven recordándonos que hemos dejado cosas olvidadas, sucias o desordenadas, pero como los humanos somos dados a no reconocer nuestros errores entonces esa furia y el desprecio que sentimos por las cucarachas lo atribuimos a su repugnante aspecto y no a nuestro descuido, claro que a pesar de hacer esta defensa acabo de ver una que espero no escape a mi chancleta para dejarla bien destripada con todas sus entrañas viscosas y blancas a mi vista y evitar así que  siga espantando a otros  recordándoles sus olvidos o desaseos.

1En mi entorno una de las palabras para denominar el organo sexual de la mujer es cucaracha, no sé si es así en otras partes, de ahi esta aclaración.

2 comentarios:

  1. No soporto a las cucarachas me dan un miedo horripilante.

    Me ha gustado tu post.

    Un saludo
    An.

    ResponderEliminar
  2. DATO BIOGRÁFICO



    Cuando estoy en Madrid

    las cucarachas de mi casa protestan porque leo por las

    noches.

    La luz no las anima a salir de sus escondrijos,

    y pierden de ese modo la oportunidad de pasearse por

    mi dormitorio.

    lugar hacia el que

    -por oscuras razones-

    se sienten irresistiblemente atraídas.

    Ahora hablan de presentar un escrito de queja al presidente

    de la república.

    y yo me pregunto :

    ¿en qué país se creen que viven?,

    estas cucarachas no leen los periódicos.



    Lo que a ellas les gusta es que yo me emborrache

    y baile tangos hasta la madrugada,

    para así practicar sin riesgo alguno

    su merodeo incesante y sin sentido, a ciegas

    por las anchas baldosas de mi alcoba.



    A veces las complazco,

    no porque tenga en cuenta sus deseos,

    sino porque me siento irresistiblemente atraído,

    por oscuras razones,

    hacia ciertos lugares muy mal iluminados

    en los que me demoro sin plan preconcebido

    hasta que el sol naciente anuncia un nuevo día.



    Ya de regreso a casa,

    cuando me cruzo con sus pequeños cuerpos que se evaden

    con torpeza y con miedo

    hacia las grietas sombrías donde moran,

    les deseo buenas noches a destiempo

    -pero de corazón, sinceramente-,

    reconociendo en mí su incertidumbre,

    su inoportunidad,

    su fotofobia,

    y otras muchas tendencias y actitudes

    que -lamento decirlo-

    hablan poco a favor de esos ortópteros.




    Ángel González

    ResponderEliminar