Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

domingo, 10 de julio de 2016

Afrontando la tristeza mientras se convive con sintomas de desbalances mentales

Se que tengo razones para estar triste, por lo que es razonable que actue y sienta como tal, por lo que cuando estoy asi veo que mi cabeza esta trabajando bien, a pesar de no sentirme bien la tristeza ante razones que la justifique es un estado de normalidad.



Sin embargo, desde hace unos días para acá simultaneo a este sentimiento digamos que normal, he tenido algunos síntomas de desbalances mentales, he tenido insomnio y si no me tomo a tiempo un somnifero puedo dormir unas dos o tres horas y de resto pasarla en vela, mis desbalances, comienzan de esta forma y primero empiezo a acelerarme lo que se denomina comienzo con sintomas de manías o estar hipomaníaco, luego si no se controla esta situación evolucionaría a un estado de manía fuerte que me llevaría a perder el control de mi personalidad, situación que como ha pasado en las últimas oportunidades he logrado controlar y evitar, de nuevo voy donde un psiquiatra que aunque me regaña porque no me tomo las medicinas para estabilizarme, acepta que estoy en problemas y me ayuda a controlar los sintomas con sus prescripciones, las cuales tomo de acuerdo a sus indicaciones cuando se que no estoy bien.

Mi hipomanía estuvo muy fuerte hace unas dos semanas y ha estado cediendo poco a poco gracias a los medicamentos y de pronto por la evolución de mi cuadro, cuando estoy en desbalances en vez de deprimirme que sería lo normal en este caso, ya que tengo razones para estar triste, me voy para el lado contrario y pasa que mi entorno presenta situaciones para estar triste, pero yo me siento mas bien maníaco que es un sentimiento parecido a la felicidad, pero que no es lo mismo, es muy difícil de explicar: La manía se parece a la felicidad, como la tristeza se parece a la depresión, se puede sentir igual pero las razones en el caso de estar afectado por un problema mental no son consistentes.

En mi caso la bipolaridad me pone digamos contento, pero en realidad debería estar triste, es lo que nos pasa algunas veces a quienes estamos afectados por este tipo de problemas, claro que tambien se puede estar triste y a la vez deprimido que es aún peor.

En estos momentos cuando la evolución de mi problema me hace estar mas aterrizado, no me siento se puede decir que mejor, sino que me siento triste como es lo lógico, por eso cuando vuelvo a llorar por la pena que me embarga, siento que estoy aliviándome de mi problema mental, dado que siento lo que mi entorno me ofrece, además que en mi caso el llanto es un mecanismo para hacer el duelo y superar la situación problemática para seguir adelante de nuevo, asumiendo la pérdida.

11 comentarios:

  1. Describes muy bien loque se siente en nuestra enfermedad

    ResponderEliminar
  2. Describes muy bien loque se siente en nuestra enfermedad

    ResponderEliminar
  3. Cuanta verdad hay en todo lo que escribes.

    Animo

    ResponderEliminar
  4. Hola, acabo de ser diagnósticada como bipolar en el espectro de la palabra. Tuve un episodio maníaco hace 6 años que me hizo no dormir durante algunas noches, pero siempre he estado triste, en el fondo siempre triste, vacía.Ahora, hace un mes, tuve un episodio de euforia, nunca me habia sentido tan feliz, y me frenaron en el hospital, encerrada (que no creo yo que sea la manera más agradable para que alguien mejore de cualquier mal que tenga) pero lo peor es que me han frenado tanto que vuelvo a mi tristeza. Mi pregunta para vosotros que lleváis más tiempo con esto diagnosticado es,primero:¿os habeis sentido felices en un estado de normalidad o estabilidad? os habéis sentido tan incomprendidos como yo con vuestro entorno? y lo último, cómo está visto en sociedad? es tan tabú como imagino?
    Gracias y ánimo a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria

      Es bien difícil saber cuándo nos sentimos bien (felices), si es que realmente estamos felices de verdad o es que estamos en una etapa de manía, es más si la manía es muy fuerte realmente sentimos que somos los más felices del mundo, esta es una característica muy típica de nuestro problema.
      Como lo he dicho antes la bipolaridad es un problema mental que básicamente distorsiona los sentimientos y no permite apreciar adecuadamente lo que nos pasa alrededor, es algo muy complicado de explicar.
      Si se llega a un extremo de manía lo más probable es que terminemos internados o drogados con fuertes medicamentos para ser aterrizados, en mi caso he aprendido a saber que cuando estoy muy maníaco aceptar que se tomen medidas drásticas conmigo, así en algún momento no esté de acuerdo con ello, pues en un estado de excitación no se va a aceptar dicha situación, pero si cuando se regresa a un estado de estabilidad, cuando se agradece que a uno no lo hayan dejado hacer locuras, nuestro problema nos resta libertad pues cuando nos sentimos bien puede ser que estemos afectados por nuestro problema mental y muchas veces no estamos en condiciones de tomar las mejores decisiones, por lo que estas deben tomarlas terceros, que nos vaya bien o mal depende de otros y no de nosotros, es una libertad que nos quita el estar como se dice tocados por un problema de la cabeza.

      Eliminar
    2. Nuria, claro que si me he sentido feliz en estabilidad y es de acuerdo como manejemos y de acuerdo como nos haya ido en la vida tener mas o menos momentos de felicidad, de pronto cuando se esta estable se puede ser feliz pero no apreciarlo realmente este es un problema de la normalidad.

      Eliminar
    3. Cuando se termina un estado de manía fuerte, como en el caso tuyo que te llevó a estar internada lo que sigue es un estado de fuerte depresión como el que estas afrontando y si vuelves a la normalidad no puedes pretender sentirte tan feliz como cuando estabas alterada, es algo duro de aceptar pero es la realidad.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por contestar, me siento muy sola con mi problema, mi pareja no pudo aguantar el tirón y ahora me da la sensación de que nadie va a poder estar conmigo por mi enfermedad.. Gracias por vuestro apoyo aunque sea por este medio

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por contestar, me siento muy sola con mi problema, mi pareja no pudo aguantar el tirón y ahora me da la sensación de que nadie va a poder estar conmigo por mi enfermedad.. Gracias por vuestro apoyo aunque sea por este medio

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por contestar, me siento muy sola con mi problema, mi pareja no pudo aguantar el tirón y ahora me da la sensación de que nadie va a poder estar conmigo por mi enfermedad.. Gracias por vuestro apoyo aunque sea por este medio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos momentos estoy atravezando una crisis con mi pareja, y pienso que aunque soy parte del grupo de los que sufrimos de estos altibajos fuertes de ánimo, la situación sentimental que afronto tiene que ver mas con lo que soy en la mayor parte del tiempo y no por los síntomas de nuestro problema mental, que son algo mas bien intermitentes y no permanentes, lo permanente es mi forma de ser y como las situaciones cotidianas nos afectan y de la forma como las manejamos, es como cuando alguien con una dolencia física está afectado por ella y esto no es razón para un rompimiento amoroso.
      Y si rompes con alguien no metas en ello a tu problema mental, el culpable puede ser la otra persona como tambien tu por tus actitudes en la mayor parte del tiempo o de pronto los dos, pienso que uno no debe escudarse en lo que llamas enfermedad, para mi como tal no es una enfermedad es un problema mental que nos afecta por tiempos, la mayor parte del tiempo somos nosotros con nuestra forma de ser.

      Eliminar