Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Problemas con el tratamiento del trastorno bipolar


Existen varios cuestiones que hacen que el tratamiento del trastorno bipolar, sea de lo mas complicado: Empezando por el diagnóstico, es bien difícil,  pues muchas personas pasan mucho tiempo sin ser diagnosticadas u otras sin sufrir el problema son diagnosticadas como bipolares, esto porque no existen hasta el momento unas pruebas concretas para determinar si se sufre o no de trastorno bipolar.

En este época para diagnosticar si se sufre o no de trastorno bipolar una entrevista entre el médico y el paciente y/o sus allegados es el único método para hacerlo, casi siempre se llega a este diagnóstico después de una crisis de manía o de depresión, difícilmente cuando no se presentan síntomas.

Con este método de clasificar a un paciente como bipolar se puede dar el caso que una persona que sepa cuales son los síntomas de la enfermedad y se los diga claramente al médico por lo cual este determine que es bipolar, o un paciente que no le quiera decir que es lo que realmente siente y sea diagnosticado como no bipolar.

Una implicación importante a lo anterior es que si les hacen los pruebas de medicamentos a un grupo de personas donde algunas o de pronto muchas de estas realmente no son bipolares estas no darán resultados fiables; este problema es de pronto alentado por intereses de grandes multinacionales que fabrican medicamentos, porque les importa siempre vender mas y con mayores utilidades, por lo tanto les interesa que aumenten los pacientes y estimulan a los médicos a que diagnostiquen mas a menudo el trastorno bipolar y otras enfermedades mentales, también que se definan protocolos donde se utilicen mayor cantidad de medicamentos, que estos no se retiren si no que sean de por vida, en algunos casos se puede dar que se requiera que ciertos medicamentos se usen como control, pero considero que no deben ser muchos, también se ha dado el caso que se promocionen medicamentos nuevos, no bien probados reemplazando otros con buenos resultados, porque no son rentables o porque son libres de patentes.

Otro problema somos los mismos pacientes pues el mismo hecho de ser una enfermedad mental en muchas veces, cuando estamos afectados por desbalances, no somos conscientes de las cosas y podemos dejar los tratamientos o no decir al medico lo que realmente sentimos para liberarnos de ciertos medicamentos o tratamientos; para el médico es difícil determinar muchas veces si el paciente esta sesgando o no lo que siente para liberarse de medicamentos o porque quiere ciertos medicamentos que lo hacen sentir bien temporalmente pero que pueden afectar el tratamiento integral.

Son demasiados factores que afecta tanto a cada paciente en particular, como a toda la población de pacientes, pues para poder avanzar en un tratamiento médico se requiere de ser precisos y en el caso de esta enfermedad mental es bien complicado, porque en estos momentos todo se basa en criterios que son mas bien subjetivos.

Se esta llegando a un punto donde se están fusionando dos especialidades médicas la psiquiatría y la neurología y se está separando mas la psiquiatría de la psicología, esto conlleva a que se encuentren protocolos de pruebas físicas que pueden determinar si realmente un paciente está siendo afectado por un problema como el trastorno bipolar, para poder diagnosticar con mas precisión los problemas y dosificar mejor los medicamentos.

En mi caso se me practicó una prueba sobre la concentración de cierto medicamento en la sangre para determinar si este esta haciendo realmente efecto o si la dosis debe ser ajustada.

También se están ensayando protocolos que determinan la concentración de ciertos neurotransmisores para determinar si cambios del comportamiento se deben a esta circunstancia.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario